•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los recursos de casación expuestos por sus abogados defensores, los 19 reos sentenciados por delitos de narcoactividad en el caso “Operación Dominó” se juegan su futuro.

Los defensores solicitan a los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)  declarar la no culpabilidad de sus representados o bien reducirles las condenas.

En primera instancia los sentenciados fueron condenados a penas que van desde 7 hasta 27 años de prisión por lavado de dinero, crimen organizado y tráfico interno de estupefacientes.

Pero al apelar ante la Sala Penal II del  Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) les aumentaron las condenas en tres y cinco años de prisión, llegando algunos a la pena máxima de 30 años.

El TAM aumentó las penas a los reos al reformar parcialmente la sentencia de primera instancia, cambiando la tipificación de transporte interno de estupefacientes a transporte internacional.

Testigo polémico

En la audiencia casacional, varios abogados defensores reclamaron que en el juicio la Fiscalía presentó como testigo de cargo a Erwin Castillo Santana sin permitírsele que lo contrainterrogaran.

Castillo inicialmente estaba como acusado luego fue el testigo “corona” con quien el Ministerio Público demostró en el juicio la culpabilidad de los reos narco, encabezados por Marcial Beltrán Reyes.

La mayoría de sentenciados fueron capturados por la Policía en Rivas, Granada, Masaya y Managua en diciembre del 2011, luego de incautar 700 kilos de un bus de transporte colectivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus