•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El hijo de un nicaragüense condenado a pena de muerte en Estados Unidos por asesinar a un hombre en 1997, calificó hoy como una "bendición" que el presidente de este país centroamericano, Daniel Ortega, solicitara a su homólogo estadounidense, Barack Obama, clemencia en favor de su padre.

"Estoy muy agradecido, nunca me esperé esto, es una bendición, no es tan común que nuestro presidente escriba una carta directa, poniéndose a pensar en el dolor de una familia nicaragüense", dijo Franklin Aban Huete, de 21 años de edad, hijo del condenado Bernardo Aban Tercero, en una entrevista con el canal 2 de televisión local.

Aban Tercero recibirá una inyección letal el 26 de agosto próximo en Texas, Estados Unidos, por el asesinato del estadounidense Robert Berger, durante un asalto a una lavandería el 31 de marzo de 1997.

Aban Huete se mostró esperanzado en que la sentencia de muerte sea cambiada, con la petición presidencial.

"Tengo la confianza en Dios, Dios es justo", sostuvo, con emoción en su voz.

El hijo del nicaragüense condenado, quien vive en Chinandega, al noroeste de Nicaragua, confirmó que ha pedido en diferentes ocasiones una visa humanitaria para visitar a su papá antes de la ejecución, pero no ha tenido éxito.

El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, también pidió clemencia para su compatriota, ante el gobernador de Texas, Greg Abbot.

Durante el juicio, Aban Tercero defendió que tenía 17 años al cometer el delito, no 19, como sostenía la parte acusadora, alegato que le habría permitido evitar la pena de muerte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus