•   Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La petición de clemencia a favor de Bernardo Tercero, hecha por el presidente Daniel Ortega a su homólogo Barack Obama, ha despertado esperanzas en el equipo de apoyo del nicaragüense que se opone a su ejecución, programada para el 26 de agosto próximo, en Texas. Sin embargo, su abogado defensor, Michael Charlton, considera que hay pocas probabilidades de que Esta tenga efecto.

Maritza González, quien trabaja junto con la Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte en Texas, a favor de Tercero, calificó la acción de Ortega como algo grandioso y no descartó que Obama pueda tomar alguna acción favorable en este caso.

Comentó que en estos momentos hay una cadena de oración para rogar por la vida de Tercero. Dijo estar consciente que el nicaragüense cometió un delito, pero que no tenía intenciones de matar a nadie. “Tercero cometió un error, cierto, pero no se puede calificar de asesinato. Él no tenía intenciones de matar a la víctima, por lo tanto no es justa la pena de muerte en este caso, porque no fue algo planificado”, dijo González.

Charlton escéptico

El abogado de oficio de Tercero, Michael Charlton, no creé que la petición de Ortega a Obama pueda cambiar la drástica decisión de ejecutar a Tercero el próximo 26 de agosto.

[Relacionada: Dramático pedido de clemencia al papa Francisco]

Charlton explicó que no existen antecedentes de que un gobernante de Estados Unidos haya podido parar una ejecución debido a que el presidente no tiene poder sobre reos estatales, solamente sobre reos federales. “Yo no recuerdo ningún presidente tomando ninguna acción a favor de un reo estatal”, dijo.

Sin embargo, explicó que Obama ha manifestado su desacuerdo con la pena de muerte y podría hacerlo con este caso, aunque no cambie la decisión.

“Podría ayudar, no es muy probable, pero nunca se sabe”, agregó, tras explicar que el único con poder de posponer o suspender las ejecuciones es el gobernador de Texas, Rick Perry.

Antecedentes

Tercero es el primer nicaragüense en la historia que tiene fecha de ejecución en Estados Unidos. México es el país con mayor número de casos y aunque se han realizado numerosas gestiones para suspenderlas no han tenido resultado.

En diciembre de 2013 el secretario de Estado, John Kerry, pidió al gobernador de Texas que se pospusiera la ejecución del mexicano Edgar Tamayo, acusado de matar a un policía, pero Tamayo fue ejecutado el 22 de enero del 2014, como estaba previsto.

  • Otra opción para Tercero es solicitar Clemencia Ejecutiva al Tribunal de Perdones y Libertades Condicionales, que revisaría la petición y las circunstancias de los hechos.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus