•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A cinco años de prisión más una multa de C$11,610 fue sentenciado José Francisco Casco Lacayo, quien estafó a 906 campesinos exmiembros de la Resistencia Nicaragüense con C$909,140.

Para concretar su estafa, Casco Lacayo aprovechó su cargo de vicepresidente de la Asociación de Víctimas y Lisiados de Guerra de la Resistencia Nicaragüense (Avernic) e hizo creer a los campesinos que ganarían US$25,000 cada uno con solo invertir C$1,200 en concepto de afiliación y derecho a carné.

Casco Lacayo dijo a los campesinos --en su mayoría  originarios de Ubú Norte, jurisdicción de Paiwas, y Cruz del Río Grande-- que serían parte de las ganancias que generaría la venta de 3,000 manzanas de tierra.

Según varios testigos que declararon en el juicio, Casco Lacayo les dijo que la valiosa propiedad ubicada en el departamento de Chinandega sería vendida en 25 millones de dólares a un empresario nicaragüense.

Como pruebas contra el exdirectivo de Avernic fueron presentados 100 recibos falsificados con la firma del acusado y que él emitió después de haber sido destituido de su cargo.

La judicial Aguirre, cuando impuso los cinco años de prisión por estafa agravada a Casco Lacayo, tomó en cuenta como agravantes la cantidad de víctimas y el monto del dinero estafado.

En la sentencia de primera instancia, la jueza Aguirre establece que el condenado deberá permanecer en la cárcel al menos hasta el 25 de junio de 2020.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus