•   Posoltega y Austin  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La defensa del preso nicaragüense Bernardo Tercero, sentenciado a muerte en Texas (EE.UU.), solicitará esta semana a los tribunales que suspendan su ejecución, prevista para el próximo 26 de agosto, y le permitan reabrir el caso.

Su abogado, Michael Charlton, presentó ayer una solicitud de clemencia ante la Junta de Perdones de Texas, que tiene competencia para conmutar una pena de muerte por una sentencia de cadena perpetua, explicó el letrado en una entrevista con Efe.

“Es el primer paso del proceso pero la Junta de Perdones de Texas nunca otorga clemencia a nadie y no van a empezar a hacerlo ahora. Es una de esas cosas que tienes que llenar pero que no servirá. Sería muy sorprendente”, explicó Charlton.

En paralelo a la solicitud de clemencia, Charlton presentará un recurso para que le permitan reabrir el caso y “litigar asuntos que debieron ser litigados durante el proceso, pero por cualquier razón no lo fueron”.

“Si logramos que se suspenda la ejecución, será por esta vía”, reconoció el letrado.

Todo sobre: Ejecución de nica en Texas

La defensa de Tercero presentará la petición a finales de esta semana ante el Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas y el Tribunal de Apelaciones del Circuito Quinto de Estados Unidos con el fin de que los magistrados permitan “seguir litigando” y ganar así tiempo.

  • El abogado aún está estudiando las rendijas del caso, aunque dijo, ha renunciado a demostrar que Tercero era menor de edad cuando cometió el crimen en 1997, por lo que no podría ser ejecutado bajo las leyes estadounidenses.

“Eso ya fue litigado y estamos en un punto que no podemos volver a apelar, aunque tengamos nuevas pruebas”, dijo.

Existe cierta confusión respecto a la fecha real de nacimiento de Tercero: mientras el nicaragüense alega que nació en 1979, la Justicia estadounidense consideró probado que fue dos años antes, en 1977.

“Confío en que no ejecutarán a mi padre”

A 21 días de la fecha prevista para la ejecución de Bernardo Abán Tercero, en la casa de sus familiares, en Posoltega, se perciben sentimientos de angustia, pero también de esperanza. A esto último se aferran más los Tercero Huete.

Hijo de Bernardo Tercero.“Jamás mis parientes han tenido presente una fecha como esta, ante las peticiones (de clemencia) del presidente (Daniel) Ortega, del cardenal Leopoldo Brenes y el trabajo del equipo de abogados tengo confianza que la Corte de Texas no ejecutará a mi padre”, expresa con gran serenidad Franklin Tercero, de 22 años, único hijo del condenado a muerte.

Cuenta que en estos días su familia y muchos amigos en Posoltega están pendientes de lo que ocurra antes del 26 de agosto, fecha prevista para la ejecución de su padre.

“Hay noticias alentadoras”, menciona refiriéndose al reciente pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, sobre el caso del nicaragüense para su revisión, y a una cruzada mundial en contra de la pena de muerte.

El joven confía que ha soñado con su padre, y en una ocasión en esos sueños, cuando estaba junto con un grupo de amigos en el centro de Posoltega, uno de ellos le dijo que había estado su padre. Enseguida Bernardo Abán le preguntó que si había comido y le aconsejó que se portara bien.

“Esos sueños me reflejan como que he estado siempre a la par de mi padre, con quien tuve la última conversación hace dos meses y medio a través de un amigo del Reino Unido. Le dije que estamos en oración por su vida y me contestó por correo electrónico a través de ese amigo que se siente bien y que Dios intercederá por él porque es inocente, debido a que actuó en defensa propia”, indicó el muchacho.

Audiencia especial

Franklin Tercero confirmó que un equipo de investigadores de Estados Unidos llegó a Posoltega a corroborar las nuevas pruebas que los abogados tienen en su poder, las cuales serán presentadas en una audiencia especial antes del 26 de agosto.

“Todavía no hay fecha fijada, pero ahí se conocerá la verdad del caso de mi padre, eso nos tiene con mayor confianza que se salvará. Dios lo hará. Recientemente me casé y cuando mi primer hijo nazca, será mi padre quien escogerá el nombre porque tengo la certeza de que no lo ejecutarán”, manifestó.

El abogado Vidal Huete Tercero, tío de Bernardo, expresó que los abogados de su sobrino darán la batalla legal. Aseguró que los abogados aportarán nuevas pruebas en favor del condenado.

  • El 31 de marzo de 1997,  Bernardo Abán Tercero durante un atraco a una lavandería de Houston forcejeó con el profesor Robert Berger y le disparó, crimen por el que fue sentenciado a muerte.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus