•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El representante residente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Juan Zalduendo, declaró ayer que Nicaragua ofrece ahora en el exterior una “imagen más ordenada con sus contratos”, luego de que Estados Unidos eliminara la dispensa del “waiver” de la propiedad.

Por su parte, el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, así como empresarios y economistas, coincidieron en que Nicaragua resulta más confiable para los inversionistas extranjeros.

“Esta es una decisión que toman las autoridades de Estados Unidos, claramente es un reflejo de la buena perspectiva económica del país y esto contribuye a una imagen de país más ordenada con sus contratos”, dijo ayer Zalduendo tras un acto oficial en el BCN.

Estados Unidos anunció el miércoles que Nicaragua ya no necesitará del “waiver” de la propiedad.

En las finanzas de la Hacienda Pública sí tiene una (ventaja), porque ya no habrá que emitir tantos BPI (Bonos de Pago por Indemnización) y eso obviamente va a reducir los niveles de endeudamiento del país”. Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua.

Esa dispensa era clave para que Nicaragua gestionara financiamiento ante organismos financieros internacionales como el FMI, Banco Mundial (BM), o Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“En las finanzas de la Hacienda Pública sí tiene una (ventaja), porque ya no habrá que emitir tantos BPI (Bonos de Pago por Indemnización) y eso obviamente va a reducir los niveles de endeudamiento del país. Es una excelente noticia, que nosotros la aplaudimos y ojalá que sigan llegando nuevas noticias”, externó Reyes.

Reyes, presidente del BCN, destacó que la decisión de Estados Unidos tiene un impacto positivo en la confianza que los inversionistas privados tendrán en Nicaragua y precisó que el beneficio se reflejará en la Inversión Extranjera Directa (IED).

El año pasado Nicaragua recibió casi US$1,500 millones en IED, de acuerdo con la agencia estatal de promoción de las inversiones, ProNicaragua.

Nicaragua, un país que al cerrar el 2014 tenía un Producto Interno Bruto nominal de US$11,805.6 millones, impulsa una estrategia para incrementar la IED.

Los reclamos pendientes de propiedades se resolverán entre la Procuraduría General de la República y la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua.

Los nicaragüenses “están cumpliendo sus compromisos y van por una senda macroeconómica clara y eso es lo que importa a los inversionistas extranjeros”, afirmó el empresario Raúl Amador, presidente de Invercasa.

Tanto Amador como Zalduendo dijeron que Nicaragua es visto en el exterior como “un país responsable” y que “cumple con sus obligaciones”.

La protección de los contratos, de la propiedad privada y de la inversión son muy importantes para los empresarios que invierten en Nicaragua, agregaron, por separado.

Reconocimiento

Por su parte, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), valoró como positivo que este país haya resuelto la mayor parte de los reclamos de propiedad introducidos por ciudadanos estadounidenses.

Chamorro consideró que la eliminación del ‘waiver’ “ayuda mucho a la imagen del país”.

“Es un reconocimiento de todo el trabajo realizado”, precisó.

Los créditos

En tanto, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), manifestó que Nicaragua ahora está ante un escenario en el que puede acceder a créditos sin condicionantes.

Añadió que la eliminación del “waiver” se suma a otros dos hechos importantes ocurridos recientemente: la salida de Nicaragua de la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la mejora en la calificación crediticia por parte de la agencia Moody’s.

“Esto significa que Nicaragua va a dejar de tener un condicionante, permitirá que Nicaragua pueda sin condiciones seguir teniendo acceso a préstamos que beneficien el desarrollo social del país, esto significa también que tenemos una imagen país que se verá fortalecida”, sostuvo Aguerri.

En marzo de este año Nicaragua quedó oficialmente fuera de la “lista gris” de países a los que se consideran bajo riesgo para legitimación de capitales o financiamiento al terrorismo, el cual es preparado por el GAFI.

Posteriormente, en julio de este año la agencia calificadora de riesgos Moody’s mejoró la clasificación crediticia de Nicaragua, que antes estaba en B3 y ahora ha subido a B2 con perspectiva estable.

En su momento la agencia explicó que el aumento de la calificación se debe a los cambios graduales, continuos y positivos en la economía nicaragüense.

Casos pendientes

Aguerri comentó que aún quedan pendientes de resolver un poco más de cien casos de propiedad a ciudadanos estadounidenses.

“A este remanente de casos se buscará darle solución a través del sistema de mediación y resolución de conflictos que existe en la Cámara de Comercio”, dijo Aguerri.

El otro “waiver”

Pendiente• El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, expresó que el gran reto que tiene Nicaragua es obtener el “waiver” de transparencia financiera, que desde hace aproximadamente tres años Estados Unidos no ha aprobado.

“Lo que busca el ‘waiver’ de la transparencia es el acceso a la mayor cantidad de información que tiene que tener la población, especialmente información que viene de parte del Gobierno, al manejo de las finanzas públicas, pero esto es un tema que se debe tratar entre los gobiernos de Estados Unidos y Nicaragua”, dijo Aguerri.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus