Humberto Galo Romero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el país más de 30 mil familias agricultoras hacen uso de la producción agroecológica, una técnica que apuesta por el uso de métodos amigables con el medioambiente y porque las familias dejen la dependencia de productos químicos en cultivos tan importantes como el maíz y los frijoles.

“Estas familias están haciendo uso de bancos de semillas criollas y acriolladas como estrategia para mitigar los efectos del cambio climático en Nicaragua”, comentó Harold Calvo, coordinador de la Alianza Semillas de identidad.

De acuerdo con Calvo, la agricultura agroecológica es más amigable con el medioambiente y permite recuperar las fuentes hídricas y suelos dañados por el uso de plaguicidas, una práctica común entre los agricultores nacionales.

Esta alianza en conjunto con representantes de otras organizaciones realizó ayer un foro al que denominaron “Por la agroecológica y soberanía alimentaria, no a los transgénicos”. Según Calvo, hay quienes buscan el ingreso al país de productos transgénicos como maíz, sorgo y soya, los que se emplearían para alimentar ganado y aves de corral, algo que representaría un serio peligro para la salud de los consumidores.

“Nicaragua es el único país del istmo que no hace uso de productos o semillas transgénicas, pero las grandes transnacionales han vendido la idea que con el transgénico se aumenta el rendimiento, so pena que se afecte la seguridad alimentaria del productor local”, manifestó Calvo.

Negativo

Por su parte Jorge Irán Vásquez, representante del programa Campesino a Campesino implementado por la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos  (UNAG), aseveró que de introducir semillas o productos transgénicos al país se perderían las capacidades locales de los pequeños productores.

“A nivel local nosotros hemos propiciado por desarrollar las capacidades locales, las variedades de semillas de maíz, sorgo están en manos campesinas, la introducción de transgénicos al país puede significar la pérdida de esta riqueza porque crearía dependencia”, dijo Vásquez.

En ese sentido, el dirigente mencionó que dicha dependencia se manifestaría en destinar una mayor cantidad de recursos para la compra de insumos agroquímicos y productos sintéticos.

Finalmente, Calvo refirió que a pesar de que desde octubre del año pasado la alianza presentó ante la Asamblea Nacional una iniciativa de ley para promover, certificar y garantizar el uso de las semillas criollas, acriolladas y evitar el ingreso al país de productos transgénicos, esta aún no ha sido discutida en la Asamblea Nacional.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus