•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tradicional tope de toros que los granadinos celebran desde mediados del siglo XVI, cuando un grupo de montados topaba en la costa del lago Cocibolca a toros embravecidos traídos desde Chontales, para llevarlos por las principales calles de la ciudad, abriendo así las fiestas agostinas, podría desaparecer, denunció el directivo de la Asociación de Caballistas de Granada, Eddy Ordóñez.

Ordóñez manifestó que por primera vez las familias granadinas podrían no celebrar el tope de los toros debido a que la alcaldía puso varios obstáculos para realizarlo este domingo, 9 de agosto. “Granada está de luto. Sentimos una gran tristeza, porque vemos que las tradiciones del pueblo van rumbo a perderse”, refirió.

Alegando que las estampidas de los animales y la gente causan daños al Patrimonio Histórico, la municipalidad decidió alterar el viejo recorrido y cambiar de fecha para finales de mes. “No existe una justificación legal y consistente que nos diga la razón por la que no podemos pasar por el parque central... Una medida que no se le consultó a nadie, es una imposición personal”, aseguró. 

“Espanta al turismo”

El desfile hípico también está en peligro, puesto que --sin consultar a los caballistas-- las autoridades locales decidieron cambiar la ruta a calles que nunca han sido parte del recorrido, situación que “espanta al turismo”. 

José Nicolás Orozco señaló  que  desde inicios del mes muchos nicaragüenses que residen en el extranjero  arribaron a la ciudad con la intención de disfrutar de las fiestas agostinas, pero están “sorprendidos” con la disposición de la comuna. 

Vinculado a la virgen de la Asunción 

Sobre los señalamientos que la fiesta de la virgen de la Asunción, patrona de Xalteva (el 15 de agosto), no está vinculada con los hípicos, Julio Castillo, directivo de la Asociación de Caballistas, afirmó que sí hay relación.

Lo más probable es que a nuestros hijos y nietos solo les vamos a contar que en un tiempo hubo en Granada un tope de toros y  un desfile hípico, así como ahora les contamos de la Carreta Náhuatl y el Jinete sin Cabezas”.   Eddy Ordóñez, Asociación de Caballistas de Granada.

“Hace  muchos años hubo una fuerte sequía que azotó a Granada; los campesinos estaban muy afligidos y le pidieron a la virgen que mandara su bendición a través de la lluvia. Ella los escuchó y mandó la  lluvia que necesitaban, la cosecha fue buena y  decidieron  traer las ofrendas a la iglesia; desde entonces, cada agosto los campesinos bajaban en sus caballos a darle gracias a la virgen”, relató Castillo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus