Ingrid Duarte
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de una decena de barrios periféricos en esta ciudad están padeciendo por la escasez de agua potable. Padres de familia y dirigentes comunitarios denunciaron que el servicio que presta la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) es deficiente al no garantizar de forma permanente el líquido.

El área urbana del municipio cuenta con 110 barrios, muchos de los cuales enfrentan graves problemas de abastecimiento. Nagel Antonio Obando, representante de Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec) aseveró que el problema radica en que la tubería existente en la ciudad no tiene capacidad para trasladar tanta agua debido a que su vida útil ya caducó.

Faltan pozos

Entre los barrios afectados por la iliquidez figuran El Rosario y El Pantanal, en la demarcación sur; así como El Fortín, Pancasán, Guapinol 1 y 2, El Domingazo y Villa Sultana, en la zona norte.

“Es un servicio deficiente, pero no creo que se deba a la tubería obsoleta, sino más bien al débil vertiente que tenemos… lo que se necesita es abrir más pozos”, manifestó Lucrecia Castillo, dirigente comunitaria de Pancasán

En la zona norte de la ciudad funcionan cinco centros escolares, cuyos alumnos y docentes necesitan el vital líquido. El centro de la ciudad no está exento a la problemática. 

Enacal notificó al representante de los consumidores, que a finales de agosto iniciarán el proyecto de cambio de tubería, valorado en unos 13.8 millones de dólares, estas serían obras separadas a las que ya se ejecutan en La Gran Sultana con fondos de la KFW de Alemania.

El Nuevo Diario intentó entrevistar al delegado de Enacal en Granada, Ervin Baca, sin embargo no se localizó.

150 córdobas compran cada barril de agua los habitantes de las comunidades rurales de Granada. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus