•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El debilitamiento del sistema de defensas de la población ante la incidencia de enfermedades como el dengue y el chikungunya está dando paso a un significativo repunte de la neumonía, que en la última semana causó siete muertes y en lo que va del año ha afectado a 73,945 personas.

Así lo señaló el médico internista, doctor Neri Olivas Castro, quien explicó que aunque las bacterias causantes de la neumonía (Neumococo y Haemophilus influenzae) viven en el ambiente e incluso en el cuerpo de las personas, se vuelven patológicas cuando hay un bajo nivel de defensas.

El especialista señaló que en el caso de los adultos, los más vulnerables son los de la tercera edad y personas diabéticas, cardiópatas o pacientes con cáncer o VIH; mientras en el caso de los niños, la incidencia de la neumonía está determinada por la malnutrición, falta de lactancia materna, la ausencia del esquema de vacunas y gripes que se complican.

  • La vocera del Gobierno, Rosario Murillo, anunció recientemente que en lo que va de año en Nicaragua han fallecido por neumonía 102 personas, lo que representa un aumento del 7% en el número de casos con respecto al mismo período del  año 2014.

Vacunas previenen

“El repunte de neumonía se da por los cambios climáticos, al pasar de verano a invierno, o por cambios en las temperaturas del  clima, mucho viento y polvo, pero este año pueden estar influyendo el dengue y el chikungunya, porque estas enfermedades bajan las defensas y predisponen a otro tipo de enfermedades”, aseguró el médico.

Olivas apuntó que una de las principales herramientas de prevención de la neumonía es la vacunación. Para los niños, dijo, las vacunas son contra la influenza y el neumococo, las cuales se pueden aplicar a partir de los dos meses de vida y están disponibles de forma gratuita en los centros de salud.

Para los adultos, agregó, se trata de las mismas vacunas y también están disponibles gratuitamente en los centros de salud. No obstante, afirmó que cuando hay problemas de abastecimiento priorizan a las mujeres embarazadas, personas de la tercera edad o con alguna enfermedad crónica. 

Comentó que la vacuna de la influenza debe recibirse cada año y la del neumococo cada 10 años y que ambas protegen hasta en un 90%. “El problema es que la gente no tiene la costumbre de acudir a los centros de salud en busca de sus vacunas”, expresó Olivas.

Según el documento Medidas de promoción y prevención ante brotes epidémicos de enfermedades más frecuentes que afectan a la población nicaragüense, del Ministerio de Salud, la neumonía es una infección de los pulmones producida por virus, hongos o bacterias.

Los signos de sospecha son tos con flema, variación en la temperatura corporal, mucosidad en la nariz, dolor de garganta, dolor en el pecho y vómitos, mientras se está en reposo.

En tanto, las señales de alarma o peligro son fiebres altas que no desaparecen, respiración rápida y cansada, hundimiento de costillas al respirar (más en niños), labios y uñas moradas y falta de apetito. 

403 casos de dengue y 2,704 casos de chikungunya se registran en lo que va del año, según cifras oficiales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus