Lía Jarquín
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Sujetar, proyectar, controlar y reducir”. Así define Pablo Acuña, director de la escuela de artes marciales Budokan, el judo. Como arte marcial, consiste en la lucha cuerpo a cuerpo entre dos combatientes con el fin de derribar a uno de ellos mediante técnicas de control, sumisión, luxación y estrangulación.

Sin embargo también representa una filosofía de vida. Para Acuña el judo es un camino hacia le mejora continua que beneficia el crecimiento del individuo tanto mental como físicamente.

El judo en Nicaragua

Antes de que la Federación Nicaragüense de Judo (Fenijudo) se disolviera por problemas administrativos, Acuña asegura que cada año se realizaban varias competencias para promocionar este arte marcial, entre ellas campeonatos infantiles, juveniles y mayores.

“Otro de los eventos más significativos era la Copa Japon, el “Marlon Zelaya” organizado por la UNAN-Managua y la Copa Jigoro Kano, un evento infantil que hoy,  Budokan Nicaragua toma la responsabilidad con la comisión normalizadora del judo para celebrarlo”, expresa el entrenador.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus