•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Especialistas de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) iniciaron el año pasado un estudio para comprobar la efectividad de las células madre en regeneración de la piel con secuelas por quemaduras y hasta el momento los pasos han sido exitosos.

El director médico de Aproquen, doctor Mario Pérez, explica en esta entrevista por qué y cómo aplicarían el tratamiento de células madre a sus pacientes que han sufrido quemaduras y ahora tienen secuelas en diferentes partes de su cuerpo.

¿Cuál es la importancia de que se estén ocupando las células madre como tratamiento?

Es un serio problema recibir trasplantes de órganos o de tejido, en principio se tiene que buscar a un donante y que el donante tenga condiciones prácticamente idénticas al receptor, pero por otro lado está la posibilidad de rechazo de los órganos y tejidos. Entonces las células madre juegan un papel muy importante porque vendrían a estrechar esta gran brecha de necesidad, porque están a disposición y en la mayor parte de los casos estas células madre se extraen del propio individuo, entonces la posibilidad de rechazo es muy pobre porque es tejido autólogo, (es decir) de uno mismo.

¿Qué tipo de padecimientos son ideales para ser tratados con células madre?

Desde hace ya casi 50 años se vienen usando, pero de otra forma porque son las células madre que se extraen de la médula ósea y estas células madre se utilizan para renovar o sustituir células sanguíneas del sistema linfático, entonces se han venido tratando un sinnúmero de padecimientos como anemia o deficiencias que llevan a anemia como anemia falciforme, talasemia, y es más, se han usado para tratar tumoraciones de la sangre, como por ejemplo la leucemia, los mielomas, los linfomas. También hay un gran futuro abierto y esperanza para pacientes que padecen problemas neurológicos, lesiones de la médula ósea…es muy probable que en el futuro se traten fracturas de los huesos, enfermedades neurológicas como el Parkinson, también se puede tratar problemas como la diabetes tipo 1, Alzheimer. Esto en un futuro, está en la etapa experimental, pero con mucha esperanza.

Actualmente, se realizan con gran seguridad tratamientos con células madre para problemas de origen vascular. Por ejemplo úlceras en pacientes con pie diabético, úlceras por insuficiencia arterial venosa, también se están utilizando en problemas tipo artrosis y osteoartritis para regenerar estructuras que derivan del hueso.

En el caso del trabajo que realiza Aproquen, ¿qué aplicabilidad podrían tener las células madre?

El futuro del tratamiento con células madre se mira promisorio en cuanto a la regeneración de la piel y en eso es lo que están centrándose las investigaciones. Lo que estamos haciendo es tratar secuelas de quemadura; es un estudio que iniciamos el año pasado y estamos en proceso de hacer los protocolos y este año arrancamos con la idea de hacer una liposucción y sacar células grasas del paciente. Estas se van a reproducir en diferentes células especializadas y al inyectarlas dentro de los tejidos cicatriciales esperamos que haya un cambio en las características de la piel cicatricial. Se introduce una cánula por donde se meten las células madre o la grasa enriquecida con las células madre, entonces se hacen unas especies de trabéculas  y se liberan todos estos tejidos cicatriciales e introducimos las células madre o la grasa enriquecida con células madre. El objetivo es ver si hay un cambio en cuanto a la textura de la piel, a la elasticidad de la piel y así se mejoran estas áreas contractuales que genera la piel cicatricial, pero ver también si estas células madre ejercen algún efecto desde el punto de vista estético, como por ejemplo cambiar la pigmentación de la piel.

De llegarse a comprobar la efectividad de este procedimiento, ¿entraría a sustituir el tratamiento que realizan hasta el momento o a formar parte del mismo?

En Medicina no se trata de sustituir una cosa con otra, sino que dentro del arsenal de formas de tratar a un paciente es tener otra alternativa. Si esto da los resultados o encontramos que mejora el aspecto cicatricial del paciente quemado, pues entonces se valoraría el riesgo-beneficio, el costo-beneficio también, porque es un proceso quirúrgico que tiene un costo,  y después le daríamos seguimiento para corroborar objetivamente si los resultados son fiables y coinciden con lo que nosotros estamos pensando, entonces esto formaría parte de las formas de tratar al paciente con secuelas de quemadura.

¿Este estudio y la posible aplicación de este tratamiento con células madre en secuelas de quemaduras son únicos en Nicaragua y en la región?

No tengo conocimiento que aquí en la región se esté manejando al paciente con secuelas de quemadura con células madre, menos aun utilizando esta técnica. Al menos en la región te puedo dar la garantía que posiblemente seremos pioneros en cuanto al manejo del paciente con secuelas de quemadura y tratamiento con células madre.

¿No importa el tiempo que pase entre el momento de la quemadura y la intervención con este procedimiento?

Ninguno porque estás hablando de secuelas de quemaduras…qué es lo que pasa, se cierra la herida por quemadura, la piel cicatricial encoge los tejidos, el injerto entre más delgado es tiene tendencia a encogerse, entonces se contrae, entonces no hay un límite de tiempo establecido porque esto ocurre a lo largo de todo el proceso de crecimiento y desarrollo, aunque el adulto no continúa creciendo y desarrollándose el injerto puede encogerse y puede crear contracturas. Entonces al fin y al cabo va a depender de si esta contractura genera alguna limitación funcional.

19 años en Aproquen

Mario Ignacio Pérez Reyes
Profesión:  Médico cirujano

Especialidad en Cirugía General (UNAN-León).

Especialidad en Cirugía Plástica y Reconstructiva (Universidad de Madison Wisconsin).

Entrenamiento internacional en Microcirugía, Cirugía Reconstructiva de la Mano y Miembro Superior y Cirugía Reconstructiva para Quemaduras.
Miembro del equipo médico de Aproquen desde 1996.

Director médico de Aproquen y de la Unidad de Quemados de Aproquen desde 2002.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus