•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La familia de Yessenia Orozco siempre ha promovido y practicado la lactancia materna, por economía y para garantizar la salud de los pequeños de la casa. A su hija e hijo, de 7 años y siete meses de edad, respectivamente, les ha dado el pecho de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

“Mi niño es sano y no estoy pensando en que tengo no para comprar un tarro de leche”, comenta sobre la experiencia con Denzel Yaset, su hijo menor.

Sin embargo, ese tipo de pensamiento y práctica no se repite en la mayoría de las familias nicaragüenses, pues de acuerdo con la última Encuesta de Demografía y Salud (Endesa), en Nicaragua solo el 31.7% de los niños y niñas reciben lactancia materna.  

Gabriela Martínez, nutricionista de Soy Nica, organización que promueve la buena alimentación, sostiene que el hecho que pocas madres den el pecho a sus hijos está influenciado por creencias erróneas que hay en torno al tema y porque desde el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) se incentiva el consumo de fórmula.

Indicó que, por ejemplo, las madres creen que su leche no va a alimentar bien a sus hijos, cuando en realidad  contiene todos los nutrientes que necesitan en calidad y cantidad de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida.

“Tiene muchos nutrientes como proteínas, hierro, calcio y todas las vitaminas, y la primera leche, que es el calostro y es de color amarillo, significa que tiene un alto contenido de vitamina A que ayuda a inmunizar al niño de enfermedades diarreicas y respiratorias”, refirió.

INSS no ayuda

Martínez lamentó que independientemente de que la madre vaya a amamantar o no, siempre se le otorgan 45 potes de leche para los primeros seis meses de vida de su bebé. Según el Anuario Estadístico del INSS 2014, ese año se entregó 1,257,904 potes de leche a 27,109 madres beneficiadas con el subsidio de lactancia.

Este año, el lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna fue “Amamantar y trabajar, logremos que sea posible”, por lo que Martínez recordó que Nicaragua cuenta con la Ley de Promoción, Protección y Mantenimiento de la Lactancia Materna y Regulación de la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna. 

Dicha ley establece que las madres que trabajan tienen derecho a 15 minutos libres cada tres horas, los cuales equivalen a 45 minutos durante la jornada laboral del día, los cuales pueden tomar ya sea al inicio o al final de la misma para alimentar a sus hijos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus