Leyla Jarquín
  •  |
  •  |

El artículo 36 de la Ley 763 establece que todas las instituciones y empresas nacionales, municipales, estatales y privadas que tengan cincuenta o más trabajadores, deben tener al menos el dos por ciento de personas con discapacidad en sus respectivas nóminas. En el caso de empresas con una nómina mayor de diez trabajadores y menor de cincuenta, debe emplear al menos una persona con discapacidad.

Sin embargo, la procuradora especial de las personas con discapacidad, Rosa Salgado, señaló que “hay empresarios que dicen que prefieren que les pongan la multa en vez de emplear a una persona con discapacidad porque la ven como una carga”, con base en información que han recibido por parte del Ministerio del Trabajo (Mitrab), que vela por el cumplimiento de dicha ley.

Plantean no limitarse a exigir la aplicación de la ley que manda inclusión laboral en las empresas, sino sensibilizar a la sociedad sobre los derechos de las mismas y el aporte que pueden hacer.

Salgado y representantes de organizaciones que trabajan con personas con discapacidades y promueven sus derechos participaron ayer en el Foro Nacional sobre la Formación Técnica y la Inclusión Laboral de Adolescentes y Jóvenes con Discapacidad, en el cual se plantearon los logros alcanzados hasta el momento, pero también los retos pendientes.

Nadith Romero, responsable del proyecto de inclusión laboral de la Asociación Nicaragüense de No Videntes, radicada en Estelí, indicó que en los últimos once años han logrado que 98 de sus aproximadamente 300 miembros sean contratados, principalmente en fábricas de tabaco de esa ciudad.

FALTA SENSIBILIZAR

Apuntó que la clave de ello es que cuando se acercan a las empresas no solo exigen el cumplimiento de la Ley 763, sino que hacen un trabajo de sensibilización y hasta ofrecen acompañar a la persona con discapacidad en los primeros días en su puesto de trabajo, para tener las condiciones de una inserción satisfactoria tanto para el empleado como para el empleador.

“Al principio están anuentes (las empresas), pero siempre hablan de que no tienen puestos de trabajo y hay miedo a lo desconocido”, reveló por su parte Isabel Medina, coordinadora de la Asociación Activos por un Mundo Solidario, que funciona en Carazo capacitando a jóvenes y adultos para el mundo laboral y promoviendo su inserción en empresas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus