•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No solo los productores resienten la falta de lluvia. Los comerciantes también se ven afectados por la sequía. Los temores parecen volverse reales  y los comerciantes de los mercados señalan la existencia de una disminución en la producción de granos básicos y verduras cultivados para el ciclo de primera.

“El poco frijol que ha entrado al mercado no es de buena calidad… está saliendo mucho grano malo”, afirma  Mario Valle, comerciante del mercado El Mayoreo, mientras escoge en una “zaranda” los granos de frijol que están en mal estado. “Por cada quintal perdemos cinco libras, no podemos vender el quintal sin escogerlo antes”, enfatiza Valle.

A pocos metros de su tramo, Justo Ramírez realiza la misma actividad. Sentado en un banco y apoyado sobre una zaranda, dice que este año “ha entrado frijol  nuevo, pero poquito y de mala calidad”. Según él, la razón es la falta de lluvia.

El presidente de la UNAG, Álvaro Fiallos, considera que el problema en el abastecimiento se debe a que la cosecha de primera apenas está empezando a salir.

“Ahorita lo que estamos esperando es el agua, pero no quiere llover, queremos que entre frijol de calidad”, subrayó.

Empezando a salir

Para Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), la causa obedece a otras razones. “La cosecha de primera aun está empezando a salir, esperamos que en los primeros 15 días de septiembre la nueva cosecha ya pueda llegar a todo el mercado nicaragüense”.

Una opinión compartida por Edward Centeno, titular del Ministerio de Agricultura, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que los resultados del primer ciclo del año, al menos en granos básicos se podrán medir hasta el mes de septiembre.

“Aún en la zona seca no hemos tenido las afectaciones que tuvimos el año pasado con el tema de la sequía, de tal manera que esperamos que la producción de granos básicos especialmente maíz y frijol sea buena, en los límites de lo que se podría considerar pérdidas reducidas”, dijo Centeno, aunque no precisó a cuánto podrían ascender dichas pérdidas.

Una producción de granos básicos que para este año, podría alcanzar entre los 4 a 5 millones de quintales de frijoles a nivel nacional y unos 4 millones de quintales de maíz para el ciclo de primera, según estimaciones de la UNAG y el Gobierno.

Modestia en cifras

Aunque dadas las condiciones climáticas del país, estas cifras se deben brindar con modestias afirma Fiallos.

“Teniendo en cuenta las condiciones climáticas no podemos dar cifras exactas,  no sabemos lo que pueda pasar  mañana. Nos toca esperar y ver que pasa con la lluvia”, agregó.

Pero mientras llega la cosecha a los puestos de venta, la espera se siente larga y poco alentadora para los comerciantes.

“La cosecha de primera con la sequía se perdió y no creo que ahorita entren productos de la primera cosecha”, dice poco optimista Migdalia Gómez, comerciante del mercado El Mayoreo, quien recuerda que para esta fecha en 2014 el mercado estaba mejor abastecido y contaba con verduras y legumbres de mejor calidad.

En cambio, otros comerciantes sostienen que la calidad ha variado de forma relativa, pero lo que sí se ha alterado es el precio.

“Este año el quintal de frijol rojo está a C$1,700 y el de color a C$1,600, cuando el año pasado estaba a C$1,200”,  sostiene  Giovania García, vendedora del mercado Roberto Huembes.

¿Y las  verduras?

A diferencia de los comerciantes de granos básicos, los de legumbres y verduras sí ven mayor variación en los precios y menor calidad en sus productos.

“De primera casi no ha entrado nada y eso nos afecta porque hay poca oferta y los precios suben. Ayer, por ejemplo, el saco de chayote amaneció a C$650, cuando estaba a C$450. El saco tiene seis docenas, nos sale a casi a C$110 la docena. No tienen precio estable”  lamenta Cándida Rosa Narváez.

Pero no solo el chayote ha sufrido alzas en este año, el ayote duplicó su precio. “El año pasado estuvo a C$10 la docena y ahora está a C$20, afirma Reina Isabel Marchena, quien presume de vender los ayotes más grandes en El Mayoreo, gracias a la cosecha por riego.

“Acá la verdura de calidad es de riego, compare la que tengo yo con las demás que hay en mercado” reta Marchena, quien también se lamenta por los precios de los chilotes. “Estuvo entrando a C$500 y ahora está a C$900”, dijo.

Los que más han sufrido alzas

DAÑO • Pero el chayote y el quequisque son quizá los dos productos que más han sufrido alzas según los comerciantes, debido a una reducción en la cosecha a nivel nacional.

“La sequía está afectando grandemente la producción de chayote, por la falta de agua la parra se seca, la producción se cae y no se abastece la demanda del mercado”, destaca Migdalia Gómez, comerciante, quien también resalta el “elevado” precio en el quintal de quequisque, que se cotiza en C$1,300.

La poca oferta de algunos productos es tal, que algunos comerciantes tienen que levantarse desde tempranas horas de la mañana para conseguirlos.

“Me tengo que levantar a las tres de la mañana para buscar las verduras, y moverme a diferentes lugares para poder encontrar lo que necesito” dice María del Carmen Ramírez, comerciante del mercado Roberto Huembes.

A pesar de que el comportamiento de las lluvias en este primer ciclo productivo ha sido irregular, el Gobierno espera alcanzar las metas de producción de granos básicos, al menos ese fue el mensaje de Edward Centeno, titular del Ministerio de Agricultura.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus