•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de C$1,369,228,000 y US$27,026,510 es la cantidad de dinero narco que presuntamente lavaron cuatro de 18 acusados de ser parte de la agrupación “El Jade”, supuestamente vinculada con el cartel mexicano de Sinaloa.

Los cuatro reos acusados de lavar dinero narco a través del sistema financiero nacional y los otros 14 imputados fueron capturados por la Policía Nacional en la llamada operación “Diamante” realizada de manera simultánea en Centroamérica, México, Colombia y el Caribe en agosto de 2014.

De acuerdo con un informe financiero elaborado por la Dirección de Delitos Económicos (DIE), de la Policía Nacional, quienes lavaron las cantidades de dinero antes referidas son Isacio Beltrán Beltrán, su hijo Norlan Beltrán Rivera, las comerciantes María Francisca Cruz Herrera y Dolores Bustillo Mora.

Para legitimar el dinero, presuntamente narco, los cuatro reos abrieron cuentas de ahorro en distintos bancos del sistema financiero nacional y compraron 20 propiedades, de la cuales 15 adquirió Isacio Beltrán, refiere el informe policial.

Las operaciones de legitimación de dinero presuntamente proveniente del narcotráfico se realizaron en el período 2004-2014, destacó el testigo policial que presentó el parte financiero.

UN ACTO “TÍPICO”

Isacio Beltrán, un reconocido comerciante y productor cafetalero de Nueva Segovia, lavó C$612 millones y US$21,010,263, según las pruebas aportadas por la Fiscalía.

En el informe financiero presentando ante el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh Andino, se asegura que Isacio Beltrán abrió 13 cuentas bancarias en diferentes bancos del sistema financiero nacional utilizando seis de ellas para enviar dinero a otras siete cuentas.

“El traslado de dinero de una cuenta a otra es típico de las personas que andan en actividades ilícitas”, aseguró el capitán de la DIE, que presentó el referido informe al declarar como testigo en el juicio que continuará mañana.

El mismo testigo, cuya declaración se extendió más de cuatro horas, respecto a preguntas del representante de la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró que la tienda Variedades Francis --que María Francisca Cruz Herrera inscribió en la Dirección General de Ingresos como propia-- es un negocio “fantasma” o de “papel”.

En el caso de Dolores Bustillo, su defensa sostiene que el informe financiero presentado por el Ministerio Público le favorece, agregando que de los bienes atribuidos a la comerciante debe restársele US$954,349 porque ese monto corresponde al valor del inmueble que alquilaba para su negocio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus