•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis M. Powers, aseguró que durante su gestión no tuvo inconvenientes con el gobierno del presidente Daniel Ortega y calificó  de buenas las relaciones diplomáticas entre ambos.

“Las relaciones con el Gobierno han sido bien, y estamos siempre hablando y discutiendo asuntos de interés mutuo. Estamos trabajando en estos asuntos y me parece que todo está bien; estoy especialmente satisfecha con los programas que estamos haciendo en todas las partes de Nicaragua, con la sociedad civil, con las comunidades, con el pueblo nicaragüense, especialmente con la juventud”, afirmó Powers.

El pasado 6 de agosto el gobierno de EE.UU. dio a conocer que nombró a Laura Farnsworth Dogu como la sustituta del cargo de Powers en Managua.

A la pregunta de que si tuvo algún inconveniente con el Gobierno, la diplomática respondió con un no y agregó: “Somos diplomáticos, tenemos relaciones bilaterales y siempre tratamos de hacerlo con respeto”.

Powers manifestó que probablemente antes de finalizar este mes estará en Nicaragua la nueva embajadora y consideró que esta seguirá trabajando en la misma línea que lo hizo ella.

El Nuevo Diario consultó vía telefónica al canciller de la República Samuel Santos, para conocer su opinión sobre la gestión de Powers en el país, pero respondió: “Yo ya no voy a dar declaraciones por teléfono, y si vos revisás mis declaraciones en el último mes o mes y medio, ahí vas a encontrar lo que yo dije sobre eso y son bien claras”.

Mientras, el pasado de 3 de julio, en un acto oficial en ocasión del 239 aniversario de la independencia de EE.UU., el vicepresidente de la República, Omar Halleslevens, consideró que “una de las gestiones destacadas de la embajadora Powers ha sido el esfuerzo realizado para resolver el tema de la propiedad de manera justa, solucionando 52 casos entre 2013 y 2014”.

“NO CORDIALES”

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa considera que a la embajadora Powers, a diferencia de sus antecesores, le tocó ejecutar instrucciones de un gobierno estadounidense más maduro, que implicaron relaciones correctas, pero no cordiales. Señaló que ella no se involucró en la política nicaragüense y que se dedicó a gestionar ayuda entre ambas naciones.

“El mandato para Laura Farnsworth dependerá de la nueva o del nuevo subsecretario de Estado para Latinoamérica… pero me atrevería a decir que los lineamientos de Barack Obama y Jonh Kerry para ese nuevo funcionario serán muy parecidos a los que recibió Phyllis; lo que podría cambiar es el temperamento, el estilo, el tono de la nueva embajadora”, consideró Aguirre.

TRAYECTORIA DE POWERS

Desde 1978, trabaja para el servicio exterior de su país. En 2005 fue responsable del programa antinarcóticos en Bogotá, conocido como Plan Colombia. Antes de venir a Nicaragua fue representante de su nación en Panamá. También trabajó como directora de la Oficina de Asuntos Provinciales de la sede diplomática estadounidense en Irak.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus