•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los narcotraficantes que operan en el norte del país perdieron este viernes a dos elementos de apoyo, porque la Policía Nacional informó que dos miembros de la banda “Cinco Pinos” que se dedicaban a brindar seguridad y trasegar  droga desde Amakon hasta Waslala, entre otros delitos, murieron en un enfrentamiento con las fuerzas del orden.

La Policía explicó que a las  5:00 a.m. del jueves pasado,  un destacamento policial que patrullaba en los alrededores de la  comunidad Cabecera de El Toro, al sureste del municipio de San José de Bocay, en  Jinotega, “se enfrentó con tres delincuentes que forman parte de la banda delincuencial “Cinco Pinos.

En el enfrentamiento resultaron muertos Francisco Reyes Méndez, alias “Cinco Pinos”, jefe de la organización y otro integrante de la misma que aún no ha sido identificado por su nombre verdadero. El tercer sujeto  huyó.

La banda “Cinco Pinos”, según la Policía,  opera en la zona de Amaka, Amakon, Wina y  San Martín de Daka (en la microrregión de Ayapal, municipio de San José Bocay).

Aparte del narcotráfico, la banda también  se dedica al abigeato,  robo con intimidación,  extorsiones y asesinatos, agrega el comunicado de prensa emitido por la Policía.

Reyes Méndez tiene antecedentes desde 2013 por cuatro asesinatos, un secuestro y extorsiones a productores de las comunidades Yahoska, Santa María de Tasuá, Kaysiwás, Zapote Kum, Wina Central, Arenales, El Naranjo y otros.

ASESINATOS

Según la Policía, “Cinco Pinos”  fue investigado por los asesinatos de Nahúm González Centeno, hecho ocurrido el 3 de octubre de 2013,  en la comunidad Agua Roja, municipio de Wiwilí y el de  Pedro Santos Úbeda Ortiz, acontecido el  21 de septiembre de 2014, en Buenos Aires de Wina, San José de Bocay.

También se le considera responsable de las muertes de Víctor Manuel Urbina, el 5 de Julio de 2015, en Santa María de Tasuá y Nolvin Geovanny Martínez, el 5 de agosto de 2015, en Las Lanas, ambos en el municipio de El Cuá.

Además, según las autoridades, “Cinco Pinos” participó en  el secuestro a Juan Peralta en Kaysiwás, en diciembre de 2014, en San José de Bocay.

Aunque la Policía no detalló si por alguno de estos delitos había órdenes de captura, reiteró su compromiso “de fortalecer el trabajo para la seguridad en el campo y garantizar la tranquilidad de las familias en las zonas rurales y el derecho a trabajar en paz, de pequeños y medianos productores”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus