•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Con la luz roja del semáforo se inicia el comercio, y cientos de vendedores informales en la capital nicaragüense gritan sin cansancio la venta de sus productos en medio de las filas de automóviles que esperan continuar su camino.

Cuentan con tan solo un minuto de luz roja para recorrer dos o tres filas con decenas de vehículos, mientras esperan haber convencido a algún conductor o pasajero para que compre su mercancía.

Está bueno por las cámaras, pero eso de que trabajen muy rápido no nos ayudará a nosotros porque no vamos a ganar nada”. Jaqueline Gaitán, vendedora de naranjas.

Frutas de la temporada, agua helada, refrescos, repuestos para celulares e incluso para vehículos son la variedad de productos que estos vendedores informales ofrecen diariamente en los semáforos de Managua.

“Aquí solo se saca para comer, porque todo está caro, entonces tengo que agarrar mi panita ir al semáforo y a que “te mate un carro”, dice a Efe el vendedor de mangos Sergio Torres, de piel tostada por el sol y con unas tres piezas dentales menos.

Torres, de 48 años, lleva 20 trabajando en el mismo semáforo como vendedor de mangos, trabajo que según él le ha ayudado para “medio comer” con sus cinco hijos, todos menores de 17 años de edad.

Con una licencia que lo autoriza para portar armas de fuego, este señor de apariencia cansada y de actitud jovial, se desempeña también como guardia de seguridad en una tienda local, pero en sus días libres trabaja en el semáforo para complementar sus ingresos.

Igual que Torres, otras 200 personas comercializan sus productos en el mismo sitio, con los segundos contados entre luz y luz.

En febrero pasado, la Alcaldía de Managua inició la instalación de semáforos inteligentes, que aún no están en funcionamiento, en al menos 52 intersecciones de la capital, dando prioridad a algunas con mayor tráfico.

¿Qué hacer?

Hasta junio pasado ya sumaban 72 las intersecciones con esos semáforos dotados de cámaras de seguridad para vigilar el tráfico desde un centro de operaciones y realizar ajustes apropiados para agilizarlo.

“Está bueno por las cámaras, pero eso de que trabajen muy rápido no nos ayudará a nosotros porque no vamos a ganar nada”, dice la vendedora de naranjas Jaqueline Gaitán, una joven morena y de contextura recia.

Gaitán, de 29 años de edad y con cinco hijos que alimentar, se pregunta preocupada cómo sobrevivirá con el poco tiempo que ahora le quedará para vender sus frutas cuando los denominados semáforos inteligentes inicien operaciones.

Esta joven, al igual que los demás, ven el semáforo como una vital fuente de ingreso monetario para el sustento de su familia, sin embargo para ganar unos C$150 (US$5.4) al día, Jaqueline se instala en el sitio hasta por 13 horas.

“Si el semáforo está cambiando rápido nos perjudica porque no podemos vender, y todo el producto se nos queda”, señala.

Funcionarán en octubre

Managua tiene más de 170 intersecciones con semáforos que, progresivamente, se irán conectando con más semáforos inteligentes, de acuerdo con las autoridades.

En cada intersección circula un promedio de 250,000 vehículos diariamente, según estadísticas oficiales.

En los nuevos semáforos, además se han instalado sensores en el suelo para precisar la cantidad de vehículos que circulan por el sitio.

Los semáforos inteligentes tienen un costo total de 4.7 millones de dólares, según la Alcaldía.

Los comerciantes informales aseguraron que no se moverán a otro semáforo porque los demás “ya tienen dueño” y existe la probabilidad de que sean expulsados del sitio.

“Con la puesta de esos semáforos todos nos iríamos a la calle, entonces lo que nos queda es beber un vaso de agua y a dormir boca abajo”, finalizó Gaitán.

Será hasta octubre próximo cuando los semáforos inteligentes inicien a controlar el tráfico en la capital, de acuerdo con la Alcaldía de Managua.

El funcionamiento a “plena capacidad” de los aparatos se dará con un mes de retraso, porque se esperaba para septiembre, pero este periodo se utilizará para realizar pruebas y hacer los ajustes necesarios, ha dicho la Alcaldía.

4.7  millones de dólares es el costo de la red semafórica de la capital que se estrenará en octubre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus