•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 150 estudiantes de medicina Veterinaria egresarán este año de las universidades nicaragüenses, con los que el país tendrá unos 950 médicos veterinarios, cantidad que  resulta pequeña si la comparamos con nuestro vecino más cercano, Costa Rica, donde existen 1,740 médicos activos registrados, según datos oficiales del Colegio Médico Veterinario de dicho país.

El Salvador tenía 466 médicos veterinarios inscritos hasta el 2013, según datos de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica Veterinaria de ese país; en tanto que de Honduras, Guatemala y Panamá no se tienen datos sobre la cantidad total de  profesionales. 

Aunque las autoridades sanitarias de Nicaragua no han  hecho un estudio oficial sobre la cantidad de médicos veterinarios que requiere el país, los egresados  señalan que la demanda es grande y la oferta es poca.

Johnny Alfaro, de 26 años, médico veterinario y zootecnista egresado en 2014, ejemplificó que en el municipio de San Marcos, departamento de Carazo,   solo existen unas 3 ó 4 clínicas veterinarias  y algunas no tienen médico.

“Realmente se están necesitando bastantes médicos veterinarios, porque la demanda es grande, incluso la gente necesita la visita a domicilio, porque no pueden llevar a las clínicas a  sus mascotas e inclusive al ganado mayor”, agregó Alfaro.

Por su parte, Erick José Moreno, veterinario boaqueño recién egresado, afirmó que aparte de  médicos, también hace falta especialización, pero esto requiere una gran inversión que muchos estudiantes no pueden costear. 

Falta especializaciónYa hay laboratorios y clínicas para animales en el país.

“En Nicaragua hay déficit de médicos veterinarios y de especialistas en diferentes áreas como patología, diagnóstico por imagen, rayos X,  animales mayores y menores y especialidades por especies. Lo que tenemos son médicos veterinarios generales,  algunos de ellos  tienen alguna especialidad, pero es una minoría, porque  generalmente para especializarse hay que viajar fuera (del país), porque acá solo hay algunas especialidades y estudiar afuera es caro”, agregó Moreno.

La falta de especialistas en  rayos x, ultrasonidos y diagnósticos de laboratorio para animales dificulta el diagnóstico de enfermedades y el tratamiento definitivo y efectivo.

El presidente del Colegio Veterinario de Nicaragua, Omar Navarro Reyes,  indicó que Nicaragua ha avanzado en un 85% en sus capacidades en el campo de la Veterinaria, aunque reconoció que “hacen falta muchos más médicos veterinarios que estén ejerciendo y utilizando diagnósticos, pruebas y exámenes  complementarios”, por la misma falta de especialización, pero señaló que ya se están trabajando en eso en el país y en Managua, donde ya existen  laboratorios y clínicas. 

No obstante, dijo que Nicaragua ya está trabajando en la medicina molecular animal como Costa Rica, con la diferencia que el abanico de diagnóstico es más pequeño, “pero sí hay gente muy capacitada y con experiencia”. 

Causas de la escasez de profesionales

La doctora Luz Adilia Olivares,  coordinadora de Ciencias Agrarias y Medicina Veterinaria de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC),   atribuyó la falta de veterinarios  al cierre que tuvo la educación veterinaria  en el país en los años 70 y 80, la que fue reabierta hasta en 1998 gracias a un proyecto de la Universidad de Zaragoza, España.

El Colegio Médico Veterinario de Nicaragua tiene inscritos a 547 profesionales de dicha rama y otros 253 ejercen la profesión fuera del  colegio, pero con el aval del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA).

Realmente se están necesitando bastantes médicos veterinarios, porque la demanda es grande”. Johnny Alfaro, médico veterinario recién egresado.

“Esos 800 que hay son los que han venido saliendo, pero para este año se espera que salgan 150 de toditas las carreras (de las diferentes universidades) y aún no llegamos a mil”, apuntó Olivares.

Olivares señaló que hay más médicos, pero “lo que pasa es que hay otro detalle: hay otras universidades que no están muy fortalecidas (en la enseñanza de la Veterinaria) ni reconocidas. Entonces también están saliendo otros veterinarios que no pueden ejercer; ni el colegio ni el IPSA le pueden hacer una evaluación de sus documentos para que puedan ejercer”.

7 universidades están autorizadas por el Consejo Nacional de Universidades para ofertar la carrera de Veterinaria.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus