•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes rogó hoy para que el gobernador de Texas, Greg Abbott, perdone la vida del nicaragüense Bernardo Aban Tercero, condenado a muerte en Estados Unidos por el asesinato de un hombre en 1997.

"Roguemos al señor para que él toque el corazón de ese gobernador de Texas", expresó Brenes al oficiar una misa en la Catedral de Managua.

El también arzobispo de Managua pidió que a Tercero se le aplique una pena justa, pero que escuchen el clamor de todo un pueblo que pide el perdón del nicaragüense, cuya ejecución está prevista para el próximo miércoles.

Si nada lo impide, a Tercero lo ejecutarán a las 18.00 horas en la cárcel de Huntsville, la más antigua de Texas y en la que ya han sido ajusticiados 13 extranjeros desde marzo de 1993, cuando el dominicano Carlos Santana murió a manos de sus verdugos.

Tercero fue condenado por asesinar a otro hombre en 1997 durante un atraco en una lavandería de Houston, crimen por el que ha pasado los últimos 15 años de su vida en el temido corredor de la muerte de Texas, ubicado en la cárcel de Polunsky.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha pedido a su homólogo estadounidense, Barack Obama, clemencia para Tercero.

Lo mismo hizo Brenes a través de una carta a Abbott, a quien pidió clemencia para su compatriota apelando al quinto mandamiento de la Iglesia, "no matarás", y a motivos religiosos como "el derecho primordial a la vida".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus