•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una gripe o una tos, que suelen ser vistas como pequeñas incidencias, que no ameritan atención especializada pueden convertirse en neumonía, enfermedad que en la última semana causó la muerte de siete personas en el país. 

La portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, informó que en la última semana detectaron 2,023 casos nuevos, para un acumulado de 68,381 en lo que va del año, lo cual representa un incremento del 7% respecto al mismo período del 2014. 

En tanto, las muertes registradas son 3% menos que las que hubo el año pasado a la misma fecha, y aunque no dio el acumulado de muertes hasta el momento, el pasado 11 de agosto Murillo refirió que iban 102 personas fallecidas por neumonía y que ello significaba un 7% menos que en el mismo período del 2014. 

Los más vulnerables

El neumólogo Jorge Alberto Sampson explicó que aparte de la contaminación ambiental que predispone a la población a enfermedades respiratorias, en esta significativa incidencia de la neumonía influye el mal estado nutricional de las personas porque no tienen las suficientes defensas para protegerse de enfermedades. 

Indicó que los más vulnerables son los niños menores de 5 años y mayores de 60 años, sobre todo aquellos que conviven con enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión. “En esas condiciones tienen sus sistemas inmunológicos deprimidos y se vuelven presas fáciles”, dijo el especialista. 

Aunque Sampson aseguró que el primer motivo de consulta en todo el mundo son los problemas respiratorios, un factor para que la neumonía afecte y mate a tantas personas cada año es que no existe la cultura de chequeo rutinario, el cual es importante para determinar a tiempo las señales de esta enfermedad. 

Atención inmediata

“La tos y la fiebre anuncian que está enfermo y necesita ayuda”, apuntó, y detalló que un niño menor de 5 años debe recibir chequeo, al menos, cada 6 meses. 

Algunos signos de alerta, afirmó Sampson, son respiración rápida y cansada, hundimiento de costillas al respirar (más en niños) y sonidos en el pecho también al respirar, ante los cuales las personas deben acudir inmediatamente a un doctor. 

“Se tienen que tomar en serio (las señales); los menores de 6 meses se mueren de un día para otro con una neumonía”, subrayó. 

La portavoz del Gobierno también informó que esta última semana hubo 106 casos nuevos de dengue, para un acumulado de 629, y que los de chikungunya suman 3,029, aunque sumados a los del 2014 son 5,724. 

  • 7 muertes por neumonía hubo en la última semana.
  • 267 casos de leptospirosis también reportó el Gobierno.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus