•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un padrastro está detenido por haber agredido brutalmente con un garrote a sus hijastros de 13 y 15 años, la noche del miércoles, aprovechando que la madre de los niños no estaba en casa porque se dedica a lavar y planchar ropa ajena.

Los vecinos intentaron agredir al sujeto, de 39 años, pero la Policía lo trasladó a las celdas preventivas y será acusado por el delito de lesiones gravísimas.

Hace dos meses el detenido denunció a los dos menores heridos, de abusar sexualmente de sus dos hijas de 8 y 6 años, procreadas con la mamá de las víctimas, y a raíz de la denuncia los niños se habían ido a vivir a casa de una tía materna.

Mentira

Sin embargo, la comisionada Carmen Rocha, jefa de la Comisaría de la Mujer y Familia en Estelí, relató que “el médico forense descartó abuso sexual y violación en las niñas, y en el examen psicológico se detectó que el detenido había inventado esas historias y que le decía a las hijas que dijeran que los hermanos mayores las había violado”.

“El detenido aparentemente siempre intentó alejar a los niños de su mamá y por eso inventó hace algunos meses que sus hijastros habían abusado sexualmente de las niñas”, agregó la jefa policial.

Vecinos relataron que el hombre dejó tirado en el suelo al niño de 13 años, quien estaba inconsciente debido a los múltiples golpes que recibió en la cabeza, mientras que el hermano de 15 años resultó con fractura en la mano izquierda al intentar defenderlo.

Debido al trauma craneal severo, el menor de 13 años fue remitido al hospital escuela Antonio Lenín Fonseca de Managua, y su estado de salud es reservado.

La comisionada Rocha agregó que el detenido había alejado a las niñas de su madre para presionarla a que abandonara a los hijos mayores.

El sujeto y su compañera tenían una semana de haberse mudado a una comunidad al sur de Estelí, donde ocurrió la agresión e investigan si la mujer era víctima de violencia intrafamiliar y por qué nunca lo denunció.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus