Benjamín Blanco
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional en coordinación con técnicos de la empresa Disnorte-Dissur ejecuta desde hace dos días el primero de varios operativos antifraude en fincas investigadas por cometer robo de energía, informó la distribuidora eléctrica a través de un comunicado.

El plan arrancó con el allanamiento en dos fincas arroceras, ubicadas en el municipio de Malpaisillo, León, donde fue desmantelado un banco de transformadores, instalados ilegalmente para el funcionamiento de sistemas de riego.

La orden de allanamiento se ejecutó primero en la finca La Unión, con NIS 2488876, lo cual ha provocado un perjuicio económico a las distribuidoras que asciende a C$408,162.

La segunda finca fue El Madroño, con NIS 2290314, y cuyo perjuicio económico en contra de Disnorte-Dissur asciende a C$336,357. Ambas fincas son propiedad del señor Napoleón Loáisiga Rivas.

En este allanamiento la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional con el apoyo del personal técnico de las distribuidoras, desmontaron 3 transformadores de 37.5 kilovatios, conectados ilegalmente a las redes eléctricas y que eran ocupados por Loáisiga Rivas para activar su sistema de riego.

La empresa advirtió en su comunicado que los propietarios de inmuebles que sean encontrados cometiendo fraude eléctrico serán puestos a la orden del Ministerio Público para ser llevados a la instancia judicial, donde podrán enfrentar cargos de prisión más el pago del daño económico causado a las distribuidoras.

“Estas acciones son la continuación del plan antifraude, iniciado desde la aprobación de la Ley 839, en junio de 2013, y que  tiene por fin poner un punto final al robo de energía que afecta a todos los nicaragüenses”, señala una nota de prensa de la distribuidora eléctrica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus