•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las 6:50 a.m. del sábado murió Dalis Manuela Pichardo Trujillo, de 40 años, quien resultó con el 40% del cuerpo quemado. Es la tercera víctima que fallece, tras la explosión por pólvora ocurrida en la Alcaldía de Nagarote el 21 de agosto, a eso de las 11:30 a.m.

Pichardo era la última de las tres víctimas que permanecía en la Sala de Cuidados Intensivos en el hospital Antonio Lenín Fonseca, de Managua, al resultar con quemaduras de tercer grado.

La primera en fallecer fue la ingeniera Maritza Calderón, de 44 años, quien murió el mismo día de la tragedia al resultar con el 40% del cuerpo quemado y fracturas en ambas piernas. Cinco días después murió Ismael Ríos Rivera, quien se quemó el 95% del cuerpo, y tenía dos años de laborar en el área de mantenimiento de la comuna.

La familia doliente de Pichardo se resigna al llamado que le hizo el “Creador”.

“Ella luchó y luchó. Fueron ocho días intensos que vivimos. Todos los días la llevaban a cirugía para los lavados quirúrgicos y la miraba que se estaba rindiendo, pero todos los familiares le dábamos fuerza. El Señor se la llevó y no podemos hacer nada contra su voluntad”, dijo el viudo Herson Hernández Rocha, de 40 años.

“Todavía ayer (el viernes) estuvimos orando por ella, junto al pastor y varios familiares. Logré conversar con ella, aunque no hablaba, solo movía las manos y los pies para responder. Dicen que fue por problema respiratorio, pero oficialmente los médicos no nos han informado”, agregó Hernández.

Desconocen

A diez días de la tragedia, ni las autoridades del Cuerpo de Bomberos, ni la comuna ni la Policía Nacional han revelado el origen de la explosión. 

​Tenía la esperanza de que mi esposa sobreviviera, pero si tomó la decisión Dios de llevársela, lo único que podemos decir es gracias Señor”.  Herson Hernández Rocha, viudo.

Únicamente se conoce que en el baño de una de las oficinas de la Alcaldía estaba guardada cierta cantidad de morteros y cohetes, que aparentemente quedaron de la celebración de la Purísima Chiquita, celebrada el 14 de agosto y supuestamente serían trasladadas a la bodega, ubicada a cinco cuadras de las oficinas centrales.

La otra versión es que Ismael Ríos Rivera, la segunda víctima mortal, estaba cambiando una lámpara en el baño y una chispa ocasionó la desgracia.

Ante el silencio de las autoridades, familiares de Ríos revelaron que no descartan iniciar una acción penal contra la municipalidad.

“Es cierto que nos han ayudado en los gastos fúnebres, pero esa es una irresponsabilidad tener pólvora en una oficina, donde hay mucha gente, ahora son tres los muertos y nadie quiere asumir la culpa”, manifestó indignado un familiar, quien pidió el anonimato.

Los restos de Pichardo fueron velados en La Paz Centro, de la Alcaldía dos cuadras al Norte y una y media al Oeste, en casa de su progenitora Rosario Trujillo.

  • 7 años tenía de laborar, en la Alcaldía de Nagarote, Dalis Manuela Pichardo Trujillo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus