•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pobladores del barrio Villa Austria, ubicado en el Distrito VII de la capital, han visto un incremento en el patrullaje y la vigilancia policial, desde que hace doce días el estudiante Ian Alexander Escobar, de 15 años de edad, murió tras quedar en medio de un pleito de delincuentes, que según los testigos venían de las American Uno.

Ian regresaba de jugar futbol junto con su hermano mayor y unos amigos del barrio e iban hacia sus viviendas, cuando escucharon los disparos y empezaron a correr. Aparentemente los delincuentes los confundieron con sus rivales y dispararon en su contra. Dos impactos de bala: uno en la cabeza y otro en el abdomen le quitaron la vida al joven, quien además recibió varias pedradas y fue herido con un arma blanca.

“Durante el novenario la Policía hizo presencia, así como también en la vela. Gracias a Dios los vagos no han vuelto a molestar. Únicamente sé que de los diez involucrados, solo han capturado a cinco, y ya los llevaron a los juzgados, pero necesito que todos sean castigados”, reclama Claudia Escobar Mora, madre de Ian.

Menos de una semana después, en el barrio René Polanco, del Distrito V, otro grupo de antisociales apareció disparando, supuestamente en otro enfrentamiento, y una bala alcanzó a la niña Brithany Jasarela Mora Tinoco, de 7 meses de edad, a quien su padre cargaba en brazos afuera de su vivienda. La niña también falleció e igual que en el caso de Ian, sus familiares y vecinos piden a la Policía que elimine la vagancia de estos barrios.

Nos sentimos satisfechos que la Policía patrulle este barrio (Villa Austria). Considero que se debe hacer un programa y poner a trabajar o estudiar a esos chavalos vagos, porque así se mantendrán ocupados y no tendrán tiempo de pensar en vagancia”. Rosa Bendaña, pobladora de Villa Austria.

La directora del Centro de Prevención de la Violencia (Ceprev), Mónica Zalaquett, considera que hay un repunte de violencia en algunos barrios de Managua y atribuye este al aumento del uso de armas y de drogas.

Riesgos y esfuerzos

“Nosotros hace años venimos advirtiendo que va a haber un aumento de la violencia porque vemos un notorio aumento del uso de armas por parte de la población civil”, subraya la especialista, quien sostiene que “falta mucho más” esfuerzo de la Policía.

El comisionado mayor  José Júnez Villalta, jefe policial del Distrito VII, al cual pertenece el barrio Villa Austria y las Américas, considera, sin embargo, que no hay aumento alguno de la violencia, sino hechos aislados cometidos por personas que no hay que tildar de pandilleros o como jóvenes en riesgo, sino, simplemente, como delincuentes.

“Yo creo --dice el comisionado mayor-- que no se debería confundir”, aunque sí reconoce que en la zona “hay delincuentes que se dedican a vender drogas y pelean espacio” y esa, estima, “es la causa de los problemas”.

Según Zalaquett, “a la población no le importa” la etiqueta de los delincuentes. “Si se le quiere llamar grupos juveniles o pandillas, a mí no me preocupa el nombre, lo que importa es el impacto del uso de armas por parte de estos jóvenes”, advierte.

Mientras, al comisionado mayor Pedro Rodríguez Argueta, jefe de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, también le preocupa que hay  jóvenes  que ya están en el marco de la violencia y han manipulado a otros, según declaraciones brindadas a Canal 10.

En el barrio René Polanco, los familiares de la pequeña Brithany han recibido atención psicológica para enfrentar la tragedia. Sin embargo, reclaman mayor atención de la Policía.

Reclaman atención

“Aquí después de las 8:00 de la noche todo mundo se encierra en sus viviendas, porque no sabemos cuándo vuelven a atacar las pandillas, después de lo que le pasó a los vecinos (familia de la tierna), uno nunca sabe, ya ni la venta de frutas saco a la acera”, dice una pobladora que pide el anonimato por temor a un ataque de los delincuentes.

La comisionada mayor Mirlen Méndez, jefa del Distrito V de la Policía, en cuya jurisdicción está ubicado el barrio René Polanco, asegura que como parte de las acciones preventivas en la zona se  mantiene el plan de fortalecimiento de la seguridad ciudadana y trabajan con la comunidad. Méndez admite que “a pesar del esfuerzo que hace la Policía por patrullar, no es suficiente, porque esto es de familia y si la familia no consolida y regula el actuar de estos jóvenes, la desgracia es la que nos espera”.

Otra pobladora del René Polanco considera que “más que el pleito de pandillas, lo que más problema está dando son los expendios de droga. En esta cuadra --dice señalando donde la bala alcanzó a la bebé-- hay dos expendios; y cruzando la calle queda el barrio Germán Pomares y ahí hay tres, ¿pero qué pasa? Cuando la Policía les cae (los allana) ya ellos se descargaron y no les encuentran nada”, lamenta.

Zalaquett exhorta a la población a “empezar a educar a los niños desde pequeños para que rechacen el uso de armas y no comprarles juguetes bélicos, porque los niños andan con juguetes plásticos, pero luego quieren armas de verdad”.

  • 70 pandillas en 39 barrios de Managua están siendo atendidos por Ceprev  para prevenir  el uso de armas y drogas.
  • 30 jóvenes del Distrito V fueron rescatados y mandados a estudiar al centro de Formación y Desarrollo Juvenil.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus