•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los anticonceptivos inyectables son el método que más mujeres nicaragüenses han elegido para la planificación familiar en las diferentes Proveedoras de Servicios de Salud (IPSS) o clínicas previsionales, según datos del Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Además, durante los últimos tres años, la demanda de este método es la que registra mayor demanda entre las nicaragüenses, de acuerdo con el mismo documento.

En 2014, de las 112,766 recetas de anticonceptivos que se emitieron en el país, se ofrecieron 54,255 anticonceptivos inyectables, mientras que el año pasado se registró una demanda de 62,846 inyecciones a las aseguradas, todo como parte del Programa Integral de Atención a la Mujer.

PÍLDORAS, EL SEGUNDO

Las píldoras o anticonceptivos orales son el segundo método más utilizado en estos centros, con 27,975 paquetes al año, según el INSS, seguido de los preservativos que  tuvieron un crecimiento del 15% en relación con el año anterior.

De acuerdo con el informe, la inserción del DIU o T de cobre es la que menos se solicita en las clínicas previsionales. En 2014, se realizaron 2,078 procedimientos de este tipo.

Para la experta en salud pública y salud sexual reproductiva Matilde Jirón, la baja demanda de este método se debe a que todavía existen entre las pacientes mitos que impiden su uso. Entre las creencias más generalizadas está que “se encarna o se expulsa”.

Además, explica, desde los médicos existen barreras para promocionar este método. “Lógicamente, esto requiere más atención. Se debe hacer un examen vaginal, medir el tamaño del útero y aplicar el DIU con todas las medidas. No es mucho tiempo, pero sí más que recetar una píldora o poner una inyección”, advierte.

EN ADOLESCENTES

De acuerdo con este última encuesta, en el último período también aumentó el número de mujeres nicaragüenses que optan por la prevención de embarazos en la adolescencia o planificación familiar en 8%, para llegar a 80.4%.

Sin embargo, de manera general, la planificación familiar sigue recayendo en la mujer, explica Jirón, ya que el uso del preservativo masculino es el segundo método menos utilizado con un 5.6% para los hombres y 5.4% para las mujeres.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus