END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los restos de un rivense y el de su hijo, asesinados en Guatemala, llegaron ayer por la mañana a la comunidad Apompoá, del municipio de Potosí --de donde eran originarios-- y fueron sepultados inmediatamente por sus familiares.

Las víctimas identificadas como Marcos Duarte Bello, de 45 años y su hijo Marcos Duarte Castillo, de 22, fueron asesinados violentamente el pasado jueves en la ciudad de Guatemala cuando se movilizaban en una camioneta roja.

Los familiares aseguraron ayer a El Nuevo Diario que padre e hijo fueron víctimas de sujetos desconocidos que les dieron persecución y pretendían secuestrarlos para luego exigir dinero a cambio de dejarlos en libertad.

“A ellos primero les dispararon, la camioneta quedó en mal estado  y cuando trataron de secuestrarlos se resistieron y les propinaron estocadas con arma blanca”, relató  Yessi Valle, prima de Duarte Castillo, quien recién se había graduado de chef.

Duarte Bello, conocido en Potosí cariñosamente como “Carne asada”, había emigrado a Guatemala hace 15 años con su esposa Luz Marina Castillo. Sus hijos Marcos y Ruth desde hace tres años se ganaban la vida como comerciantes, según Valle.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus