•   Tola, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una inversión de C$110 millones, el Gobierno central extenderá el proyecto de adoquinado de  la carretera que unirá el casco urbano de Tola con las playas del litoral Pacífico de este municipio y sus diferentes desarrollos turísticos, incluyendo el aeropuerto Costa Esmeralda, que será inaugurado en noviembre próximo.

El nuevo tramo de 6.45 kilómetros, que será revestido con una carpeta de rodamiento de adoquín, inicia desde el empalme del balneario El Gigante y cruzará precisamente frente al aeropuerto Costa Esmeralda hasta culminar en el asentamiento Santa Juana.

Según información oficial del proyecto,  los trabajos  preliminares de la obra  iniciaron el 6 de junio reciente con el levantamiento topográfico  y actualmente se realizan los trabajos de movimiento de tierra y  drenaje. Se espera que a finales de septiembre inicie el proyecto de adoquinado.

“El tramo incluye la instalación de ocho cajas puentes, nueve alcantarillas y ha generado cien empleos aproximadamente. Se prevé que la obra finalice en marzo del 2016”, detalló uno de los supervisores del proyecto.

Los trabajos los realiza la compañía Alba Equipos más dos  empresas subcontratadas y, según fuentes ligadas al proyecto, Gobierno central orientó la ejecución del proyecto debido al desarrollo turístico que se registra en la franja costera de Tola y es parte los compromisos adquiridos con empresarios.

SATISFECHOS

La  ruta turística de esta carretera  comprende 54 kilómetros, desde el casco urbano de Tola hasta El Astillero,  y en el 2012 el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) empezó a adoquinar la vía en etapas, logrando a la fecha un avance de 10 kilómetros.

El tramo adoquinado actualmente se extiende desde Tola hasta la entrada del balneario El Gigante y una vez  que concluya esta obra, el avance será de 16.5 kilómetros.

Los pobladores que habitan en las comunidades que atraviesa la carretera se mostraron satisfechos con la ampliación de las obras de adoquinado, porque aseguran que las nubes de polvo en el lugar son constantes y les ocasiona problemas de salud.

“Sinceramente yo pensé que el adoquinado llegaría hasta la entrada de El Gigante y ahora al ver que el proyecto sigue, es una gran satisfacción porque para nosotros  es un sufrimiento aguantar los polvazales, pues es una carretera muy transitada debido al crecimiento turístico”, opinó Yorleni Espinoza, quien habita con sus cinco hijos y su marido en la comarca El Tambo.

Otro habitante identificado como Melanio Calderón Martínez, de 45 años,  aseguró que otro beneficio del proyecto es que ha generado empleos a los lugareños y que los vehículos, incluyendo los buses de transporte colectivo, ahora no tendrán inconvenientes al transitar por estos tramos.

“También ahora podrán entrar taxis colectivos, porque solo los expresos entran y cobran hasta C$500. A la hora de una emergencia, nos movilizaremos con mayor facilidad”, indicó.

Según la Alcaldía de Tola, esta carretera es de gran importancia porque además de ser parte de un corredor turístico, es la puerta de acceso a 58 de las 69 comunidades del municipio  y comunica a los complejos turísticos de la franja costera como Guacalito de la Isla, Aqua Resort, Hacienda Iguana, Rancho Santana, Punta Teonoste y otras inversiones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus