•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El anuncio del papa Francisco de conceder el perdón a quienes han cometido “el pecado del aborto”, durante el jubileo de la misericordia, que se celebrará del 8 de diciembre del 2015 al 20 de noviembre del 2016, no toma por sorpresa a la Iglesia católica nicaragüense.
Según representantes de la institución, consultados por El Nuevo Diario, ya durante el arzobispado del cardenal Miguel Obando y Bravo y ahora, en el de su sucesor, el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, se han autorizado estos perdones con autorización papal, tal como ayer lo anunció Francisco a los sacerdotes de todo el mundo.

Sin embargo, para activistas de los derechos humanos en Nicaragua, este perdón no es vinculante para las autoridades civiles del país, donde el aborto está castigado en el Código Penal, mientras diferentes organismos insisten en un “derecho” a este cuando se argumentan causas terapéuticas, como amenazas a la vida de la madre o el hijo, o bien por razones de violación o embarazo en adolescentes.

DISPOSICIÓN PAPALMonseñor Ismael Serrano.

El papa Francisco en una carta dirigida a monseñor  Rino  Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, explica que “algunos viven el drama del aborto  con una consecuencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de este tipo”, agregando que otros muchos viven el aborto “como una derrota” porque “consideran no tener otro camino donde ir”.

  • 12 semanas es el límite de gestación para interrumpir un embarazo por violación, según las Naciones Unidas y argumentos del comité promotor en el país.

El sumo pontífice, de origen argentino, también dice en su misiva que al tomar la decisión de autorizar a todos los sacerdotes a perdonar el “pecado del aborto”, lo hizo pensando de forma especial en aquellas mujeres que han recurrido al aborto  y que ahora viven “un drama existencial y moral”.

“He encontrado a muchas mujeres que llevan en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa”. Ante esta situación, el papa Francisco señala de que “el perdón de Dios no puede negarse a todo el que se haya arrepentido de corazón”.

PRÁCTICA COTIDIANA

“El perdón para quienes hayan cometido aborto ha sido una práctica cotidiana en Cuarezma y adviento en la Arquidiócesis  de Managua”, asegura monseñor Ismael Serrano, al comentar la carta papal.

El Papa lo que está haciendo es incidir en las autoridades religiosas; pero no se sabe qué impacto va a tener en las autoridades civiles”. Mauro Ampié, secretario ejecutivo del Cenidh.

Según el también párroco de la iglesia San Miguel Arcángel, en Managua, el aborto es un pecado muy grave que tiene como sanción la excomunión y que solo puede ser absuelto por orden del Obispo o del Papa.

Monseñor Serrano,  expresó  que con lo dispuesto por el papa Francisco la Iglesia católica   está dejando sentado nuevamente “que como madre no  desprecia a sus hijos y nunca les da la espalda”.

NO ES VINCULANTE

Sin embargo, Mauro Ampié, secretario ejecutivo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), indica que la decisión únicamente tiene un efecto religioso.

“El Papa lo que está haciendo es incidir en las autoridades religiosas; pero no se sabe qué impacto  va a tener en las autoridades civiles”, comenta el promotor de los derechos humanos.

Ampié sostiene que el Cenidh, como institución defensora y promotora de los derechos humanos, está a favor de la despenalización del aborto terapéutico en Nicaragua  y que las mujeres que lo practiquen sean atendidas en los hospitales y centros de salud sin ninguna discriminación.

Jaime Espinoza, médico especialista en políticas de salud y miembro de un Comité Promotor de una iniciativa de ley para interrumpir el embarazo cuando la vida de la mujer está en peligro, considera que la orientación del papa Francisco no es más que una “concesión general”, pero la Iglesia católica como institución no ha variado su posición.

“Nosotros no estamos tomando en cuenta factores religiosos”, aclara, “al contrario, queremos llamar la atención que este es un tema del ejercicio ciudadano laico, no tiene que ver ninguna consideración religiosa dentro de esto”.

Promueven iniciativa

A FAVOR • Un grupo de ciudadanos, organizados como Comité Promotor, introducirá en los próximos días en la Asamblea Nacional una iniciativa de ley para la interrupción del embarazo en los casos que la vida de la madre esté en peligro.

El médico especialista en políticas de salud y miembro de dicho comité, Jaime Espinoza, destaca que esta propuesta “se reconoce la interrupción del embarazo como un acto voluntario de la mujer que lo solicita cuando el médico tratante le ha informado las consecuencias de continuar el embarazo”.

Indicó que las situaciones tomadas en cuenta para la interrupción del embarazo son la incompatibilidad del producto con la vida, en la que cabe la anencefalia; urgencias obstétricas como embarazos ectópicos, incompatibilidad entre el embarazo y la vida de la mujer que incluye la toxemia gravídica, y la violación.

El periodista Guillermo Cortez Domínguez, también parte del Comité Promotor, explicó que para llevar la propuesta de ley hasta el Legislativo optaron por la figura de iniciativa ciudadana que contempla la Constitución y la Ley de Participación Ciudadana, para lo cual deben reunir al menos 5,000 firmas notariadas.

Según Cortez, además reunirán firmas de respaldo a través de cuentas en las redes sociales Facebook y Twitter y del sitio web iniciativaquesalvavida.org.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus