•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional y una organización, que atiende a familiares de víctimas mortales de accidentes de tránsito, se pronunciaron a favor de que las escuelas de manejo aumenten las horas de enseñanza teórica y práctica.

El jefe de la Dirección General de Seguridad  de Tránsito, comisionado mayor Roberto González Kraudy, también indicó que hay disposición a revisar los planes de estudio de las escuelas de manejo.

“Claro, estamos trabajando mano a mano con ellos y estamos reflexionando con ellos sobre distintos temas y con los talleres de inspección mecánica también”, declaró el jefe policial.

Las muertes por accidentes de tránsito en Nicaragua se redujeron en 11.2% en los primeros ocho meses de este año, según la Policía Nacional.

Las escuelas de manejo ofrecen cursos que duran 15 días y que incluyen 10 horas de enseñanza teórica y 15 horas de práctica.

Entre enero y agosto de este año murieron 372 personas en accidentes de tránsito, mientras que en el mismo período del 2014 fallecieron 419 personas.

De acuerdo con González Kraudy, más del 80% de las víctimas mortales en los choques son jóvenes.

Deficiencias

Nicaragua cuenta con un parque de 600,000 vehículos. Este país cuenta con 52 escuelas de manejo autorizadas por la Policía Nacional, las cuales certifican cada año a 10,000 aspirantes a conductor.

Por otro lado, la Policía Nacional emite cada año más de 20,000 licencias de conducir, es decir que aproximadamente la mitad de esas personas no pasó por una escuela de manejo.

González Kraudy señaló que han encontrado deficiencias en los planes de enseñanza de las escuelas de conducir, pero no detalló cuáles son, limitándose a decir que están reflexionando con ellos.

“Estamos mejorando la calidad de la enseñanza”, aseguró.

Agregó que a las escuelas les han señalado las deficiencias en sus sistemas de enseñanza y han elaborado planes especiales para mejorar.

Sin embargo, admitió que también han cerrado algunas escuelas que no llenan los requisitos, aunque no dio un número ni las identificó.

Hablan estudiantes y maestros

Una de las metas de Génesis Hernández Núñez, de 22 años, es manejar a la perfección un vehículo y tener la destreza adecuada para circular por las calles de Managua sin verse involucrada en un accidente de tránsito. Armada de valor ingresó a una escuela de manejo.

A pesar de que la joven aprobó las 10 horas de teoría y 15 de práctica que exigen en el curso para principiantes en la mayoría de escuelas de manejo, lo consideró insuficiente para aventurarse sola en las transitadas calles de Managua.

“Yo también practicaba en mi casa con mi hermano, yo llegaba a clases (de manejo) en las mañanas y él me ayudaba en la noche a practicar, porque a veces es insuficiente que sea solo una hora diaria (la clase), pues debería de durar un poco más… es falso que con lo que aprendés en la escuela (de manejo) ya te podés ir a las calles”, afirmó Hernández.

Alexander Granados, de 24 años, es instructor desde hace dos años en la escuela de manejo Cortez.

Aseveró que a algunos alumnos se les dificulta aprender a conducir más que a otros, pero que la mayoría lo hacen en el tiempo estipulado.

“Hay personas que necesitan horas adicionales para el aprendizaje antes de que les demos la aprobación para salir a la calle… de los alumnos que he tenido, ninguno se ha visto involucrado en accidentes de tránsito”, dijo Granados.

Verónica Carmona, de 29 años, es originaria de la ciudad de Masaya, pero la empresa, en la cual labora en Managua, le exige manejar un vehículo para maximizar sus funciones, por lo que se inscribió en una escuela de manejo.

“Creo que para una persona que nunca ha manejado, el curso de manejo debería de ser de más tiempo, pero creo que va en dependencia de la capacidad de aprendizaje que uno tenga”, consideró Carmona.

Xochilt Vásquez, asistente de dirección en la escuela de manejo Cortez, explicó que el objetivo que persigue este negocio es que los nuevos conductores de vehículos sean conscientes de que al momento de conducir son responsables de sus vidas y la de los peatones.

“Han ocurrido casos en que Tránsito reúne a las escuelas de manejo y ha habido llamados de atención porque ya se ha hecho público que muchas escuelas de manejo le consiguen la licencia a alumnos sin siquiera cerciorarse de que manejan y (estos) provocan accidentes”, confió Vásquez.

Organización pide más horas de aprendizaje

POSICIÓN • Alba Mara Baldovinos, secretaria de la organización humanitaria Personas Unidas en el Dolor y la Esperanza (PUDE), dijo que la ampliación de las horas de clase es un tema que han discutido con las escuelas de manejo.

“De hecho hay varias escuelas de manejo que están interesadas en dar una excelente educación a los jóvenes, porque de allí es de donde salen los conductores”, apuntó Baldovinos.

Señaló que hay que tomar en cuenta que generalmente los fallecidos por accidentes tienen edades comprendidas entre los 16 y 35 años.
“Por eso es importante que los jóvenes que están optando por primera vez a la licencia se capaciten. Por ejemplo, Casa Pellas capacita en escuelas de manejo y ahora a nosotros nos están invitando para ir y darles nuestros testimonios, para que ellos sepan cómo manejar y evitar dolor en las familias”, agregó.

La organización PUDE, ha explicado Baldovinos, se fundó el 11 de julio de 2008, tras un encuentro entre cuatro padres y madres de familia que habían perdido a sus hijos en accidentes de tránsito.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus