•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Homicidio en grado de frustración, exposición de personas al peligro y posesión ilegal de armas son los delitos por los que será condenado Samir Antonio Matamoros, luego que se declarara culpable durante la audiencia preliminar realizada ayer en el Juzgado Terceo Local Penal de Managua.

“No tengo más palabras qué decir, admito mis errores, tengo necesidades”, señaló Matamoros en alusión a los disparos que realizó el pasado miércoles contra manifestantes en una protesta en las inmediaciones de la rotonda Rubén Darío.

Según el reporte de medios oficiales, porque a El Nuevo Diario y otros medios se les negó el acceso a la audiencia, después que Matamoros admitió los hechos, el juez Ernesto Rodríguez lo inculpó, pero dejó pendiente la lectura de la sentencia.

Las penas solicitadas por la Fiscalía son: 3 años por homicidio en grado de frustración, 1 año por exposición de personas al peligro y 30 días multa por la posesión ilegal de armas.

En tanto, la abogada defensora del reo, Darling García, señaló que esperará que se dé a conocer la sentencia y tener una entrevista con su cliente el próximo martes en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), a donde está detenido, porque si la pena es mínima, no apelarían.

Sin embargo, renegó por el hecho que ayer no pudo estar presente en la audiencia preliminar que inició a las 9:00 a.m.,a pesar de que ella llegó a los juzgados a las 7:45 a.m. y se identificó debidamente con el personal de seguridad.

Sobre la detención

La jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, fue consultada sobre las críticas contra los agentes que se encontraban en las cercanías del CSE, cuando Matamoros apareció y disparó.

“Cada cuerpo policial tiene sus funciones bien definidas en el momento y la prueba está en que este sujeto fue capturado pocos minutos después de haber hecho los disparos, así que no podemos hablar de pasividad de la Policía Nacional”, dijo.

Granera agregó que los grupos de agentes tenían funciones específicas: “Uno tenía función de regulación de tránsito, otros de resguardar el Consejo Supremo Electoral y había otros que estaban en función de eso, y ellos fueron los que capturaron”.

Más “leña al fuego”

Señala • Al final de la audiencia, Samir Antonio Matamoros fue abordado por los medios oficialistas y señaló que Mónica Zalaquett, directora del Centro de Prevención de la Violencia (Ceprev), lo contactó para expresarle su “preocupación de que la gente no estaba llegando a las manifestaciones (…) y que quería meterle leña al fuego para que se armaran cosas distintas”.

“Me ofrecieron ahí unas cosas, entonces yo decidí mejor pensarla (…) yo la pensé lo que ella me había dicho… no tengo más palabras qué decirle, simplemente las cosas se dieron, admito mis errores, tengo necesidades”, dijo.

Zalaquett, por su parte, apuntó que toda su vida ha luchado porque haya paz en el país y que por tanto le duelen las declaraciones de Matamoros.

“No me importa si debo declarar al respecto, pero nos duele mucho lo que está pasando, porque hemos desarrollado cariño con los jóvenes que hemos trabajado (…) no tomaré ninguna acción en lo personal, mi vida es transparente, no nos interesa la confrontación política’’, declaró a 100% Noticias.

Luego de que el pasado jueves la Policía Nacional presentara a Matamoros como el supuesto autor de los disparos un día antes en contra de manifestantes en las inmediaciones de Metrocentro, Zalaquett dio a conocer que este se desempeñó como promotor de paz de jóvenes en riesgo en el Ceprev.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus