•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La problemática del bullying o acoso escolar, que motivó que el Gobierno formulará una campaña nacional en su contra, está siendo retomada por la Iglesia católica en Nicaragua a través de sus pastorales familiares, con el objetivo de que padres y educadores sepan de qué se trata y contribuyan a erradicarlo.

La Arquidiócesis de Managua realizó ayer el VII Congreso de Pastoral Familiar, Vida e Infancia con la participación de párrocos, educadores y padres de unos 20 centros católicos de la capital, así como de sicólogos, abogados y comunicadores.

El coordinador de las pastorales familiares de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Fonseca, señaló que aparte de analizar el fenómeno del bullying desde la perspectiva científica y pastoral, el fin es proveer herramientas útiles para prevenirlo o atenderlo de forma adecuada.

“El bullying va penetrando desde muy temprana edad y está poniendo en riesgo el futuro de las personas, de la familia y de la sociedad”,
indicó.

El sicólogo y coordinador de la pastoral familiar de la parroquia San Ignacio de Loyola, José Antonio Barreto, explicó que “el bullying es una problemática que se vive en muchas escuelas y que tiene sus raíces en la familia”.

Estar atentos

Apuntó que uno de los objetivos es crear comisiones en las escuelas para que trabajen en la atención y prevención del bullying, aunque para ello, destacó, es imprescindible que la comunidad educativa esté clara de qué es, quiénes lo hacen, sus diferentes manifestaciones y cómo identificarlo.

Respecto al último punto, Barreto dijo que una buena práctica es que los docentes revisen las paredes de los baños y las paletas de los pupitres, pues los estudiantes suelen poner mensajes en contra de otros estudiantes. “Y quizá esos nombres que más se repiten pueden ser niños que están siendo acosados”, refirió.
También aconsejó estar pendientes de la forma en que los estudiantes interactúan durante el receso y a la hora que salen del colegio.

Recurrente

“El bullying no es un acto, sino que son acciones reiterativas y para que se pueda identificar o diagnosticar debe existir una persona o un grupo de chavalos que están acosando a otro niño o grupo de niños y que sea más de una vez”, puntualizó el especialista.

Susana Romero, directora del Colegio Experimental México, confirmó que el bullying es una problemática recurrente en los centros de estudios y  una de las formas más comunes es la denigración de unos estudiantes hacia otros a través de apodos en alusión a su físico.

Esta reunión, donde se abordó la problemática del bullying es la primera de tres que realizarán en el resto del mes. Las otras están programadas para el 29 y 27 de septiembre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus