Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Condenas que superan la pena máxima de 30 años de prisión pidió la Fiscalía y Procuraduría General de la República (PGR), para siete reos narcos conocidos como los remanentes de “El Guachinango”, capturados por la Policía en la llamada “Operación Triángulo”, en el año 2014.

Los reos para quienes pidieron las extensas condenas son: Guadalupe Sánchez Bermúdez, Erwin Ramírez Espinoza, Roberto Silva Campos, José Ramón Velásquez, Marlon Sánchez Bermúdez, Luis González Gutiérrez y Luis González Jara; estos últimos padre e hijo.

Tras conocerse el fallo de culpabilidad para los siete reos, los representantes de la Fiscalía y la PGR pidieron que sean sancionados con 20 años de prisión por transporte internacional de estupefacientes y 14 años por crimen organizado.

Además los representantes de la Fiscalía y la PGR solicitaron la aplicación de una multa equivalente a mil días de salario mínimo del sector industrial para cada uno de los siete condenados.

Actualmente el salario mínimo del sector industrial por día está tasado en C$135.42, que multiplicado por los mil días solicitados por la parte acusadora, asciende a un monto total de C$135,420 por cada reo.

Policía encubierto

El juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de la capital, Carlos Silva Pedroza, al dictar el fallo de culpabilidad para los siete imputados dijo que en el juicio “quedó demostrada la culpabilidad de cada uno de los acusados con el testimonio del policía encubierto llamado “código 01”.

Ante los cuestionamientos de los abogados defensores, en el sentido de que la Fiscalía y la PGR no aportaron ninguna prueba directa, el judicial aseguró que en el juicio se comprobó mediante prueba se demostró la participación de los reos en los hechos acusados.

Querían penas mínimas

En la audiencia de debate de pena los abogados defensores pidieron penas mínimas para sus representados, es decir 10 años por transporte internacional de estupefacientes e igual cantidad por crimen organizado.

Los integrantes de esta  célula narco fueron capturados por la Policía el 16 de agosto del 2014, en San Rafael del Sur y al momento de su detención les fueron ocupados 400 paquetes de cocaína.

Claudio Corea Mendoza, alias “El Guachinango” capturado en El Salvador en octubre del 2013, cumple condena de 30 años de prisión por transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado en el penal de Tipitapa.  Corea es señalado de ser lugarteniente  del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán quien se fugó de la cárcel hace dos meses.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus