•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Delegaciones de mujeres rurales del Occidente del país y de otros municipios del corredor seco, afectados por la actual sequía, acordaron en Managua solicitar al Gobierno un banco de tierras o destinar terrenos del Estado para darlos al crédito a productoras para que dejen de alquilar tierras y dispongan de más recursos para enfrentar los  efectos del cambio climático.

“Gracias  a Dios ahora tenemos para comer porque llovió dos veces, y con eso pudimos almacenar agua para regar las hortalizas, pero con esto de la sequía la producción se ha perdido y en las haciendas no hay trabajo para nuestros hijos”, relató María Cristina Rosales, una de las 250 productoras del Occidente del país, quien tuvo pérdidas millonarias a consecuencia de la severa sequía.

Liseth Escalante, miembro de la cooperativa Mujeres en Acción y coordinadora de Mujeres Rurales de Occidente, aseguró que “hemos perdido más de dos millones de córdobas y hay diferentes comunidades afectadas como Lechecuagos, Chacraseca, Posoltega, El Trianón, El Rosario, Ojo de Agua y San Juan de las Pencas”.

En total fueron 326 manzanas de arroz, maíz, frijoles y hortalizas que por falta de lluvias no se cosecharon, comentó Escalante, quien señaló que como consecuencia no tienen dinero para sustentar a sus hijos y no pueden abastecer el mercado nacional, lo que encarecerá los pocos productos que se sembraron con riego.

También María Teresa Rosales considera que por falta de dinero y trabajo existe una “descomposición social en las comunidades y la gente ya anda robando y eso afecta la vida de las mujeres, entonces la otra cara de este problema es el aspecto emocional, seguridad y estabilidad”.

Solución

Ninoska Martínez dijo que, en San Juan de las Pencas, para poder sobrevivir y comer algunas familias usan lo que cultivan en los huertos,  “garrobean” o cazan conejos y venados en el campo.

Lea Moncada, productora de la comunidad Santa Julia, en El Crucero, del departamento de Managua, y miembro de la cooperativa Gloria Quintanilla, afirmó que cada pequeño productor de este municipio perdió C$11,750, porque una manzana de tierra se alquila por C$5,000.

Mientras en otros municipios la pérdida per cápita fue mayor porque en León, Chinandega, el alquiler de una manzana de tierra ronda los C$11,000 y C$15,000.

María Teresa Rosales indicó que la solución a este problema es abrir pozos comunitarios, instalar sistemas de riego de baja prisión, la implementación de la Ley 717 que garantiza tierras para mujeres y la ejecución de programas especiales, en un país donde solo el 23.19% de las mujeres posee tierras.

  • 20 cooperativas de mujeres de Chinandega, León, Masaya y Chontales se vieron afectadas por la sequía.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus