•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El agua de los afluentes cercanos a las laderas del volcán San Cristóbal, en el departamento de Chinandega, que consumen más de 40 familias de comunidades rurales están libres de contaminantes, por lo tanto las hace aptas para el consumo humano.

Esto fue lo que reveló de manera preliminar un estudio científico efectuado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, (UNAN-León) de los afluentes ubicados alrededor del volcán, que en ocasiones algunos alcanzan temperaturas térmicas superiores a los 45 grados centígrados.

La investigación, que aún no está totalmente concluida, abarcará la evaluación del impacto de esos afluentes en la salud de las familias y en el medio ambiente, así como la calidad del agua que consumen las comunidades rurales en Chinandega, Chichigalpa, El Viejo y Villa 15 de Julio.

Jorge Cisne Altamirano, coordinador de este proyecto por parte de la UNAN-León, afirmó que tanto en el monitoreo del agua como la medición de gases en la zona, aún continúa como parte del estudio.

“Se evalúan las fuentes de aguas que están conectadas al volcán, que manipulan y consumen más de 40 familias aledañas al coloso, con el objetivo de que exista mayor información del volcán desde el punto de vista geoquímico, además de contribuir a la gestión integral de los riesgo a desastres y atención al cambio climático”, dijo Cisne Altamirano.

Estudio oportuno

El especialista afirmó que el estudio de gases facilitará a las autoridades de salud intervenir de manera oportuna con acciones en contra de enfermedades respiratorias, así como conocer a largo plazo qué afectaciones podrían ocasionar.

“Actualmente se realizan estudios de imágenes satelitales para conocer el impacto que tienen esos gases para el medio ambiente, cultivos, plantas y seres humanos”, informó el representante de la universidad.

En tanto, Rodolfo Mairena, vocero de la UNAN-León, explicó que estos estudios van a fortalecer la toma de decisiones de autoridades locales y organizaciones que tienen incidencia de programas y proyectos sociales, a beneficio de las comunidades.

Mairena agregó que esta casa de estudios forma parte del Programa Universitario para la Reducción de Riesgo de Desastre y Adaptación al Cambio Climático (Pridca), que se ejecuta con apoyo del Consejo Superior Universitario de Centroamérica (Csuca) y la Cooperación Suiza para el Desarrollo (Cosude).

Mairena participó del 31 de agosto al 3 de septiembre, en Guatemala, en el Primer Seminario-Taller de Medios de Comunicación Universitarios, donde se conformó la red regional de medios de comunicación de las universidades miembros del Csuca, instancia de vital importancia para la difusión y divulgación del contenido de trabajo de este organismo y sus 38 universidades públicas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus