•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Solo un conductor de los 19,250 involucrados en accidentes de tránsito con saldo de personas lesionadas o fallecidas en las calles, avenidas y carreteras de Managua de enero a agosto, ha sido condenado en los tribunales capitalinos.

En los 243 días que comprende el periodo del 1 de enero al 31 de agosto en el municipio de Managua, las autoridades policiales reportaron 113 fallecidos por accidente de tránsito y 1,221 lesionados por igual causa.

En ese mismo período, en los tribunales capitalinos solo ingresaron 38 causas por delitos imprudentes, según datos publicados por la Dirección de Prensa del Complejo Judicial Central de Managua.

Cinco causas de muertes por accidentes que están en los Juzgados de Distrito, son de conductores que iban bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas cuando provocaron las tragedias.

CINCO IMPRUDENCIAS

De las 38 acusaciones por homicidio imprudente presentadas en los juzgados penales de enero a agosto del año en curso; 33 fueron radicadas en  los juzgados locales y cinco en los de distrito.

Las cinco causas del conocimiento de los jueces de distrito es porque los causantes (choferes) de las tragedias conducían bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas.

El Código Penal sanciona con pena de cuatro a ocho años de prisión a quien comete homicidio por imprudencia temeraria, quien lo haga bajo los efectos del alcohol, fármacos o droga.LA FALTA DE PRECAUCIÓN EN LAS VÍAS CAUSA ACCIDENTES MORTALES.

De los cinco delitos imprudentes temerarios radicados en los tribunales capitalinos en el periodo antes referido dos se resolvieron por mediación y otros dos por fallos de no culpabilidad.

MEDIACIONES

En la mayoría de los accidentes de tránsito con lesiones o fallecidos, los causantes de las tragedias alcanzan acuerdos con las víctimas o sus familiares.

 

Así lo asegura el comisionado Norman Castillo, segundo jefe de la Dirección de Tránsito Nacional, agregando que la mayoría de  mediaciones se tramitan en el Ministerio Público.

El jefe policial aclaró que aunque algún conductor logre esquivar la cárcel mediante acuerdo con la víctima o bien sea absuelto por un juez, son ellos quienes deciden si vuelven a dar o no la licencia al conductor infractor.

“Alguien hizo un giro indebido, iba ebrio e invadió carril, obviamente a esa persona no le volveremos a dar licencia para conducir aunque haya resuelto su situación en los tribunales”, explica el comisionado Castillo.

EN LOS DEPARTAMENTOS

Al igual que en la capital (Managua)  en las ciudades del interior del país los accidentes de tránsito con resultado de lesionados o muertos se resuelven por la vía de la mediación sobre el principio de oportunidad que establece el Código Penal.

Por ejemplo, en Estelí una de las cabeceras más importantes de la zona norte del país, hasta la fecha se registran 52 procesos judiciales por lesiones u homicidios imprudentes.

Martha Shiong Sánchez, fiscal departamental de Estelí, dijo que en el transcurso del año en esa circunscripción se contabilizan 37 procesos judiciales por lesiones imprudentes y 15 por homicidio imprudente.

“En estos casos que son imprudentes y no dolosos, la ley permite la mediación, por ello la mayoría (de acusados) se ponen de acuerdo con la víctima o su representante”, explica la entrevistada.

Algo que facilita las mediaciones en los  accidentes de tránsito con lesionados o muertos  son los seguros obligatorios por daños a terceros,  porque eso le permite al acusado asumir las indemnizaciones que reclama la parte perjudicada, subrayó, Shiong.

Indolencia e impunidad

TRÁGICO • El pasado 12 marzo, Luis Alberto Castillo hizo un giro indebido invadiendo el carril izquierdo e  impactó la motocicleta  conducida de Este a Oeste por Pedro José Rosales.

Como resultado del brutal impacto, Rosales pereció en el sitio y quedó con graves lesiones la adolescente Gabriela Flores Aragón, quien viajaba como pasajera en la moto.

Castillo, quien huyó del lugar, fue acusado en el Juzgado Octavo Local Penal de Managua el 17 de marzo, donde le decretaron prisión preventiva.

Diez días después en la audiencia inicial, la  jueza de oficio le otorgó  el arresto domiciliar a Castillo y entregó el camión que estaba ofrecido como prueba.

El 9 de junio Castillo se inculpó ante el juez suplente, Víctor Molina, y aunque no resarció el daño a la víctima, el judicial le suspendió la ejecución de la pena.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus