•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Estadio Nacional de Futbol, ubicado contiguo a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), fue puesto aprueba el pasado 8 de septiembre, día en el que unas 18 mil personas ingresaron a esas instalaciones para el partido de futbol entre las selecciones representativas de Nicaragua y Jamaica, correspondiente a las Eliminatorias Mundialistas.

Nunca antes el coloso capitalino había albergado tanta gente, por ello, el costarricense Josep Ramírez, delegado de la Concacaf, catalogó el evento de “alto riesgo, categoría A”, por el peligro que representaba alojar tantos fanáticos, considerando además, que la infraestructura no cumple a cabalidad con las medidas de seguridad que exige la FIFA para un desafío de esa índole.

El presidente de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Jacinto Reyes Gatica, manifestó que distribuyeron 18 mil boletos, distribuidos en cuatro sectores, Gradas A y B y Gradas Norte y Sur, adicionalmente,  unas dos mil entradas para invitados especiales, que representa un excedente considerable, teniendo en cuenta que la capacidad del coloso sería de unas veinte mil personas, según indicó el regente.

“Era inevitable que llegara tanta gente al estadio, se trataba de un partido de alta talla. La gente se desbordó, incluso aún los que no tenían entradas hicieron un palco en el cerro que está entre la universidad y el estadio. Estamos conscientes que no debemos arriesgarnos, en cambio, trabajaremos en pro de que la obra se termine”, declaró Reyes Gatica.

PLAN DE MEJORAS

Aunque no ocurrió ningún incidente lamentable y la infraestructura soportó la cantidad de fanáticos, es un riesgo que Fenifut asumió y que a partir de ahora pretenden no repetir, a sabiendas que la infraestructura del estadio tiene serios daños, sobre todo, en los sectores de las graderías Norte y Sur.

Según datos extraídos de la página web especializada en estadísticas y datos de clubes y selecciones a nivel mundial SoccerWay.com, el aforo del Estadio Nacional sería de unas 15 mil personas. Por otro lado, FIFA rige en sus reglamentos, que los inmuebles deportivos que alberguen un partido de futbol deben dejar un margen del diez porciento de la capacidad, para el desalojo adecuado de las instalaciones en caso de una emergencia.

“El Estadio Nacional tiene capacidad para veinte mil personas, nosotros estamos claros que se llenó, pero no son quince mil”, manifestó Gatica.“Hay bastante que mejorar, pero estamos en eso, tendremos reuniones con la empresa privada y el Gobierno para elaborar un plan de mejoramiento. La idea es hacer las reparaciones necesarias y darle el acabado a las áreas que ya están terminadas”, confiesa.

La obra del Estadio Nacional de Futbol comenzó a construirse hace más de siete años y, hasta la fecha, se desconoce de cuánto ha sido la inversión, capacidad (a ciencia cierta) y próximos avances en la construcción. Sin embargo, desde que albergó en septiembre del 2011 el partido entre las selecciones de Nicaragua y Panamá, correspondiente a las Eliminatorias Mundialistas rumbo a Brasil 2014, el estadio ha sido usado como escenario para conciertos y otros eventos no relacionados al deporte.

“En efecto, se han celebrado varios conciertos en el Estadio Nacional, pero incluso en esos eventos se ha llenado. Insisto en que ya tenemos pláticas para hacer las reparaciones necesarias. En el partido contra Panamá hubo un aforo de doce mil fanáticos, a estas alturas se han hecho mejoras significativas que nos permiten ingresar más gente”, aseveró Reyes Gatica.

OTRAS PREOCUPACIONES

Además de los daños que presenta la infraestructura del Estadio Nacional, hay otros aspectos que Fenifut debe tomar en cuenta para agregarlos al plan de mejoras. Durante el encuentro de Eliminatorias Mundialistas, una de las mayores quejas de los fanáticos era el ajetreado acceso al inmueble.

La entrada sobre la carretera Suburbana, frente al Colegio Americano y el acceso sobre la pista que conduce a la UNAN-Managua, son caminos de tierra y combinado con los problemas del sistema de alcantarillado, que con la mínima brisa desborda agua, hacen del acceso un verdadero desafío.

“Hemos insistido desde hace tiempo con las autoridades correspondientes para que arreglen el asunto de las alcantarillas, pronto vamos a solucionar eso. El asunto de las entradas de tierra es más delicado, nosotros quisiéramos pavimentar, pero se requiere de una gran inversión y ahora no tenemos”, declaró el presidente de Fenifut, quien cumpliónueve meses al frente de la federación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus