•   Waspam, RACN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El inspector general del Ejército de Nicaragua, Adolfo Zepeda, atribuyó los incidentes violentos ocurridos en el municipio de Waspam a conflictos por la posesión de tierras indígenas.

“Fundamentalmente son temas que tienen que ver con posesión de las tierras… nuestros hermanos miskitos (indígenas) tienen un derecho ancestral, y también por ley, de poseer esas tierras. Parece que hay colonos que han llegado y han adquirido estas tierras de manera quizá fraudulenta, y en esas disputas no se han podido sentar a conversar”, señaló el jefe militar.

Zepeda agregó que el presidente Daniel Ortega ha ordenado solucionar el conflicto de forma pacífica.

Los hechos más recientes de violencia ocurrieron el pasado lunes en la zona urbana de Waspam, donde según versiones policiales miembros del partido indígena Yatama se enfrentaron con jóvenes que venían de celebrar las fiestas patrias, lo que dejó como resultado un muerto y ocho heridos.

Posteriormente, la noche del martes, tres miskitos resultaron heridos tras enfrentarse a tiros con miembros del Ejército y de la Policía Nacional, cerca de Waspam, por no obedecer a la señal de alto en un retén policial.

BUSCAR EL DIÁLOGO

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, lamentó los hechos de violencia ocurridos en Waspam.

“Como hemos dicho insistentemente, tenemos que encontrar a través del diálogo y la tolerancia los caminos de salida. Hay que ser prudente con esa situación y no es con las armas que se va a encontrar la respuesta”, expresó Aguerri.

Monseñor David Zywiec, obispo auxiliar del Vicariato Apostólico de Bluefields, que cubre las regiones autónomas del Caribe nicaragüense, declaró que la dirigencia católica ha iniciado un acercamiento con los párrocos locales de las comunidades donde han ocurrido los enfrentamientos, para tratar de encontrar una solución pacífica al conflicto. “El viernes estaremos en Puerto Cabezas, en conjunto con monseñor Pablo Schimtz, obispo titular del vicariato, para reunirnos con sacerdotes de la comunidad y ver qué se puede hacer”, manifestó vía telefónica monseñor Zywiec.

El prelado agregó: “Al parecer la raíz del problema está referido a la venta de tierras, en el territorio indígena, lo que ha desatado los enfrentamientos. Por eso la semana pasada el vicariato dio a conocer una carta en la que, entre otras cosas, exhortamos a las autoridades locales y al Gobierno a dar pasos positivos para lograr una reconciliación de largo término en los territorios del conflicto”.

En dicha carta el obispo dijo que también demandaban  hacer cumplir lo establecido en la Ley 445, Ley del Régimen de Propiedad Comunal de los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas de las Regiones Autónomas de la Costa Atlántica y de los Ríos, Bocay, Coco, Indio y Maíz.

“Es una situación de violencia que ha provocado enfrentamientos entre unos y otros, casas quemadas, gente herida, personas que tienen miedo de ir a sus fincas por la situación de violencia. Algunos están pasando hambre, no podemos estar de acuerdo con esta cuestión, entre campesinos pobres e indígenas igualmente pobres”, consideró monseñor Zywiec.

“Parece que han vendido tierras que no les corresponden en territorio indígena. El campesino no está acostumbrado a eso de tierras comunales, entonces viene y exhibe documentos que parecen legales, pero que no son legales. Por eso de parte de la Iglesia se está buscando mejorar esa situación, tranquilizar esa situación”, añadió el obispo. La Policía Nacional informó que “en cumplimiento de la orden del presidente de la República, de garantizar la seguridad ciudadana y la convivencia pacífica en las comunidades de Waspam y Bilwi, se dispuso un retén conformado por miembros de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua entre Waspam y Francia Sirpi”.

El comunicado policial agrega: “A las 10:30 de la noche, pasó por el lugar una camioneta color gris que hizo caso omiso a la señal de alto que le realizaron compañeros del retén y se dio a la fuga; posteriormente, a las 11:15 de la noche este mismo vehículo pasó de regreso por el retén, desatendiendo nuevamente la señal de alto, disparando y evadiendo el retén a gran velocidad”.

La policía explicó que en protección de sus vidas los oficiales realizaron disparos preventivos; sin embargo, la camioneta aún con las llantas ponchadas se dio a la fuga.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus