•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ministerio Público fracasó en su intento por llegar con los “dados cargados” a su favor en el juicio contra los tres sospechosos de matar a cinco policías el pasado 16 de agosto en Punta Gorda, jurisdicción de Bluefields, Caribe Sur.

La Fiscalía quería que el abogado Marlon Aburto, quien ejerce la defensa de los acusados Carlos García Méndez; Juan de Dios Rodríguez y Sotero de Jesús Alvarado, aceptara como un hecho probado los dictámenes post mórtem de Medicina Legal y los peritajes balísticos y químicos.

La fiscal auxiliar Kenia Jirón pidió a la defensa de los tres campesinos que por ser los crímenes de los policías hechos notoriamente públicos, se prescinda del testimonio de los forenses que hicieron las autopsias, así como que se aceptaran como hechos probados los peritajes químicos y de balísticas realizados por la Policía.

Sin embargo Aburto, el abogado defensor, rechazó la petición de la Fiscalía y demandó la presencia de los médicos forenses y peritos policiales para que se sometan al interrogatorio y contrainterrogatorio.

Al igual que en el escrito acusatorio en el documento de información y prueba, de los tres sospechosos en prisión, solo Carlos García Méndez es mencionado como el que estuvo en la escena del crimen.

La Fiscalía ofrece como testigo al policía denominado “Código Uno”, quien llegará a decir que daba seguimiento a la banda “El Chofer” desde hace varios meses y que supo de varios delitos cometidos atribuidos a estos.

Sin embargo, la defensa de los acusados señaló que en ninguno de los otros casos donde se menciona a los 12 sospechosos de participar en el crimen hay víctimas. Cabe señalar que nueve de los 12 acusados están prófugos.

Los policías caídos en el cumplimiento de su deber fueron: Santos Andrés Sevilla Castro, Roberto Granados, Wilber López, Wilber González y Jorge González, estos últimos eran hermanos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus