•   Waspam, RACN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión del Consejo Pastoral, miembros de la sociedad civil, las universidades costeñas BICU y Uraccan y organismos de derechos humanos, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), solicitaron ayer a las instancias de los gobiernos regional y central a cumplir con el mandato del presidente Daniel Ortega, de acompañar las acciones emprendidas por comunitarios indígenas en la defensa de sus territorios, en medio de la tensa calma que se vive tras los enfrentamientos entre miskitos y colonos, que han causado siete muertos y varios heridos.

“En los últimos dos meses el conflicto entre indígenas y colonos se ha incrementado, resultando muertos, lesionados, secuestrados, casas incendiadas, criminalizando a los líderes indígenas y comunitarios que han venido defendiendo sus derechos territoriales y como consecuencia del fenómeno que nos ocupa se registran hechos de sangre y muerte de líderes políticos y comunitarios, como los ocurridos en el municipio de Waspam y cerca de la comunidad Francia Sirpi, entre el periodo del 14 al 16 de septiembre”, menciona el comunicado.

HAY DESPLAZADOS

Según las cifras del órgano pastoral, decenas de familias indígenas han sido desplazadas por el conflicto armado y se encuentran refugiadas en la ciudad de Bilwi. Mientras, otros han optado por buscar refugio en la frontera entre Nicaragua y Honduras.

  • Los asentamientos de colonos en tierras indígenas crean un problema de propiedad, similar al de la invasión de propiedad privada en el Pacífico y Centro del país, explica el sociólogo Manuel Ortega Hegg.

“En la ciudad de Bilwi se encuentran refugiados 107 mujeres/jóvenes y 521 niños y niñas del territorio Wangki Twi Tasba Raya, otros se han refugiado en el área urbana de Waspam, mientras la población del territorio Li Aubra se ha refugiado en la frontera hondureña, por las constantes amenazas y acciones violentas que han sido perpetradas por colonos y por la situación del conflicto armado”, detalla el comunicado de los líderes pastorales.

En Managua, el subdirector del Centro Humboldt, Víctor Campos, opina que “el Gobierno tiene la obligación de sanear a los colonos que están ubicados dentro de los territorios indígenas (porque) así lo establece la legislación nacional, que ha reconocido los derechos de las etnias que ahí habitan”.

A principios de septiembre, el presidente Ortega ya se pronunció a favor de una solución a la disputa, recordando los derechos indígenas y el problema que plantea la invasión de colonos, principalmente por la negativa de estos últimos a reconocer y respetar el régimen de propiedad comunal vigente para las regiones autónomas.

DE VIEJA DATA

El sociólogo Manuel Ortega Hegg señala que los conflictos en la zona son de vieja data. “En realidad es un conflicto creado por  la invasión de tierras comunales de propiedad indígena por parte de colonos que migran a esos territorios por varias razones”, sostiene.

Según Ortega Hegg, “tradicionalmente, cuando los campesinos del Centro y Pacífico del país han sido expropiados o desalojados de sus tierras, siempre han buscado invadir los territorios indígenas, considerados por ellos y a veces por los propios gobiernos como ‘tierras nacionales’, ‘tierras baldías’ o ‘tierras sin dueño’”.

Para el sociólogo esto explica “que las llamadas ‘invasiones de tierras’ indígenas se produzcan en oleadas en distintos momentos históricos, como en la década de los cincuenta con la introducción del algodón en el Pacífico que desalojó campesinos, o la llamada reforma agraria de Somoza en los años sesenta que apoyó a campesinos para ‘colonizar’ tierras indígenas creando Nueva Guinea, a costa de propiedades de los indígenas rama”.

Ortega Hegg estima que “más recientemente este conflicto se ha agudizado por varias razones. Una de ellas es la subida de los precios de los alimentos y materias primas en el mercado internacional, que lleva a buscar nuevas tierras para sembrar o cultivar la ganadería y aprovechar el auge de precios y otra es la promoción de megaproyectos, como Tumarín y el canal interoceánico”.

Campos, del Centro Humboldt, sostiene que la misma Ley de Régimen de Propiedad Comunal establece los mecanismos para solucionar este tipo de conflictos, con la participación de una comisión intersectorial y el seguimiento de la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti).

Sanear la zona

URGENTE • En Waspam, los líderes pastorales, que incluye miembros de la Iglesia morava, católica, evangélica y anglicana, y que ayer emitieron un comunicado, los conflictos recientes han impedido que los comunitarios puedan recoger sus cosechas, por lo cual temen hambruna en las comunidades.

El órgano pastoral sugiere, en aras de brindar una solución definitiva a los conflictos de tierras, se debe iniciar de inmediato un proceso de saneamiento, priorizando los territorios en conflictos del municipio de Waspam.

“Solicitamos a las autoridades del Gobierno central, regional y municipales, buscar una solución inmediata, abriendo espacios de diálogo para concertar un mecanismo de saneamiento territorial con las comunidades indígenas, de acuerdo con la Ley 28 (Estatuto de la Autonomía) y la Ley 445, (Régimen de Propiedad Comunal).

 

Con colaboración de Matilde Córdoba y Humberto Galo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus