•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional aseguró que volverán a ejecutar el Plan de Intervención Comunitario (PIC) en el populoso barrio Jorge Dimitrov, ubicado en el Distrito Uno de la capital, pero esta vez con el apoyo de otras instituciones del Estado.

“Este plan ahora viene con todas las instituciones del Estado, en ese tiempo (en diciembre del 2012) nos metimos solo como Policía por orientaciones del presidente (Daniel Ortega), por los hechos que se dieron el 24 de diciembre con los asesinatos de tres personas”, afirmó el comisionado Luis Rodríguez, jefe de la subdelegación policial de dicho barrio.

En diciembre del 2012, miembros del grupo juvenil “Los Galanes” se enfrentaron a “Los Puenteros” del mismo lugar y dejaron un saldo de tres personas muertas y una niña herida de bala, a quien además dejaron sin padres.

Es el único barrio en Managua que tiene una patrulla designada… aquí por lo general lo que ocurren son pleitos vecinales”.  COMISIONADO LUIS RODRÍGUEZ , JEFE POLICIAL EN BARRIO JORGE DIMITROV.

Aunque aún no se ha precisado la fecha en que se reactivará el plan en este barrio, el jefe policial aseveró que en esta ocasión al Dimitrov llegarán funcionarios de los ministerios de salud, educación, recursos naturales, de la familia, de la juventud, entre otros, para llevar programas de beneficio a la población y sobre todo a los jóvenes.

CLAMOR GENERAL

Ivania Vargas, de 41 años, pobladora del barrio, dijo que recientemente fue víctima del enfrentamiento de dos grupos juveniles del mismo sector.

“Ideay, uno de ellos se paró ahí frente a mi puerta y tiró una pedrada contra mi puerta, nosotros no nos metemos con nadie y ellos ahí se mantienen en la esquina fumando marihuana, ya me tienen harta”, denunció.

“Cuando estaba la Policía (con el plan) aquí se había calmado, ahora por allá aparecen los policías, la gente va a poner la denuncia y no hacen caso… me gustaría que ese plan fuera permanente para que haya seguridad, ya no se puede sentar afuera de su casa nadie porque lo pueden joder de un balazo o una pedrada”, agregó Vargas.

Otros, como Vanessa Mendoza, de 16 años, consideran que la situación ha desmejorado un poco. “Ya no hay mucha seguridad como había antes, ahora se dan balaceras y todo eso. Cuando estaba la Policía casi no se miraban los problemas, sería bueno que volvieran con ese plan”, sugirió la joven.

MENOS DELITOS

De enero a septiembre del 2012 (año en que ocurrió la tragedia) la Policía del Distrito Uno recibió 406 denuncias, de las cuales dio respuesta a 249 para lograr una efectividad policial del 68% en el Dimitrov, pero según el comisionado Rodríguez, la situación actual es diferente.

Como ejemplo indicó que en la primera semana de este mes tan solo registraron dos hechos violentos: uno relacionado a lesiones graves, cuando un joven armado con un cuchillo cortó la espalda de otro, y el segundo a un robo con fuerza, en el que un chavalo despojó del celular a una muchacha, pero de inmediato fue detenido.

El Plan de Intervención Comunitario fue suspendido hace seis meses, según el jefe policial, porque bajó considerablemente la actividad delictiva.

“El plan se mantiene, pero con menos fuerza, este es el único barrio aquí en Managua que tiene una patrulla designada. La población no tiene por qué alarmarse todavía, ya que aquí no hay mucha incidencia (delictiva); aquí por lo general lo que ocurren son pleitos vecinales”, aseguró Rodríguez.

Actualmente, la subdelegación policial del barrio cuenta con 11 policías que recorren y patrullan las calles del sector, pero cuando estaba el plan había más de 50 oficiales de las diferentes especialidades de la institución.

DESTACAN LABOR

Jorge Sandoval, secretario político del sector sur del barrio, dijo que el trabajo de los uniformados ha sido efectivo y que debido al ingreso ocasional de las brigadas antimotines o las fuerzas especiales conocidas como Los Dantos, algunos familiares de personas conflictivas pedían el retiro de los oficiales.

“Hay problemas aislados, esporádicos, de algunas personas que han quedado ahí. Son parte de la gente que estuvo haciendo daño en el barrio, y tirando disparos por venganzas que tenían entre las pandillas que existieron anteriormente, y que aún se buscan para hacerse daño, y aunque no es una cuestión que tenga fuerza, hace falta la presencia policial para poder erradicar eso”, consideró Sandoval.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus