•   Waspam, RACN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dirigentes del movimiento Yapti Tasba Masraka Raya Nani, excombatientes indígenas de la Región Autónoma del Caribe Norte, demandaron ayer a las instancias del Gobierno que se integre a lo inmediato una comisión interinstitucional que se encargue de iniciar el proceso de saneamiento de las tierras indígenas.

Este proceso --consideran-- debe involucrar a líderes comunitarios, iglesias de todas las denominaciones, miembros del Poder Judicial, y representantes de la Procuraduría General de la República, la Intendencia de la Propiedad, del Gobierno central y del Consejo Regional.

El movimiento indígena Myatamaran demandó además la apertura de una investigación exhaustiva para encontrar a todos los involucrados en el tráfico y venta de tierras comunales, que permita abrir un proceso judicial contra los mismos y si se encuentran culpables, que reciban las penas correspondientes,  independientemente del partido al que pertenezcan.

El máximo líder del movimiento es el comandante Osorno Coleman, quien también demandó de las autoridades gubernamentales la protección y seguridad de los comunitarios de los territorios Wanki Twi  y  Li Aubra.

Consideran que necesitan protección militar las comunidades Wisconsin, Santa Clara, Francia Sirpe; Esperanza, río Wawa; Santa Fe, San Jerónimo, San Alberto; La Esperanza, río Coco; y Klisnac en el río Waspuk.

Los líderes indígenas solicitaron a las autoridades militares que los comunitarios que abandonaron sus comunidades por temor a ser atacados por los colonos, desean retornar con seguridad  y  reiniciar sus vidas.

BASE LEGAL

También expresaron que las comunidades indígenas están amparadas por instrumentos jurídicos nacionales e internacionales, como la Constitución  Política  de Nicaragua, la Ley 445, la Ley 28, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas, entre otros instrumentos que reconocen la existencia de los poblados indígenas y la protección de sus tierras.

“Respaldamos la justa y legítima lucha de nuestras comunidades, que defienden sus tierras con sudor y sangre”, menciona un comunicado del movimiento indígena.

TIERRAS NO SE VENDEN

“Las tierras indígenas no se alquilan, no se venden, ni mucho menos se donan. Estas tierras las heredamos de nuestros ancestros, aquí nosotros no es que no ocupemos nuestras tierras o estén libres como justifican los invasores: esas tierras son reservas. Nuestra cultura no es la depredación, esas áreas de reserva es donde nosotros garantizamos nuestra persistencia, esos bosques son reserva”, señaló el juez Elasio Rivas Evel, de la comunidad Santa Fe, ubicada río Coco arriba.

El líder comunitario anunció también que van a proceder rígidamente contra todo aquel comunitario que haya caído en delitos de venta de territorio, pues ahora esto costará sangre.

“Vamos a abrir una comisión que irá detrás de todos los que han vendido y vamos a saber quiénes son, pero eso no significa que todas las tierras que están ocupadas han sido vendidas. Ahí hay gente que ha sido traída con la mentalidad de convertir nuestras tierras en potreros.

Es por eso que nuestra gente reclama enérgicamente el desalojo y han anunciado que no van a dejar de luchar hasta que el último colono se haya ido, ya que estas son nuestras tierras, estos bosques son nuestros, son nuestro futuro de vida”, comentó el juez.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus