•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Omar de la Torre, titular de la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la secretaría de Gobernación de México, habla en esta entrevista sobre las políticas que emprenden a favor de los migrantes y sobre las críticas contra México por el trato hacia los indocumentados que transitan por ahí, rumbo hacia Estados Unidos.

De la Torre participó en el lanzamiento de la campaña contra el tráfico ilícito de migrantes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), realizada el lunes 7 de septiembre en México D.F.

“Lo más importante para la migración es que la toma de decisiones venga de una manera conjunta entre la sociedad y Gobierno”, dijo el funcionario mexicano.

Agregó asimismo que en ese país “está mucho más desarrollada la sociedad civil en materia de propuestas migratorias que cualquier otra instancia”.

“La sociedad civil lleva la vanguardia respecto a la parte migratoria, ¿qué tenemos que hacer como gobierno? Aceptarla, integrarla, trabajar con ella, sumarnos…”, admite el funcionario mexicano.

Tenemos claro que no podemos estar pidiendo el ejercicio de derecho de nuestros migrantes en Estados Unidos, si no podemos otorgar el ejercicio de derechos a los migrantes que cruzan por aquí”. Omar de la Torre.

Desde fuera se ven dos caras de México, por un lado está el país de cuyos ciudadanos emigran y sufren los efectos de la migración, y por otro lado está el país que da malos tratos a los centroamericanos…

Tenemos claro que no podemos estar pidiendo el ejercicio de derecho de nuestros migrantes en Estados Unidos --que allá está el 98% de nuestros migrantes-- si no podemos otorgar el ejercicio de derechos a los migrantes que cruzan por aquí.

A México como país de tránsito le ha costado mucho trabajo aceptarse a sí mismo, han tenido que pasar tragedias graves, como los muertos en San Fernando, Tamaulipas, como La Bestia, como los (crisis de los) niños migrantes, para que pudiéramos entendernos como un país que estructuralmente tiene que llevar a cabo no solo leyes sino mecanismos claros de acción donde podamos verdaderamente atender el fenómeno y hacerlo equilibrado.

Cuando seamos un país que no solo exija, sino que otorgue todo y tengamos las autoridades que dar el ejemplo de todo lo que eso significa. Hoy todavía no lo logramos, hoy todavía estamos en un camino doloroso, porque está sufriendo mucha gente. Tenemos que evitar la corrupción, las complicidades entre gente corrupta y grupos criminales. Esta parte hace la ecuación más cruel que puede haber. Los grupos migrantes de Centroamérica siguen siendo los grupos migrantes más vulnerables. Tenemos que hacer convenciones entre los distintos países y además al interior de México, ser cada vez mucho más claros y duros con nosotros mismos para que podamos entender que estas personas merecen todo el respeto, y ya los mecanismos que están hechos debemos de accionarlos en todo sentido.

Usted hace una valoración autocrítica y menciona que las ONG llevan la vanguardia, ¿en qué están fallando?

Creo que los países de la región no hemos entendido la dinámica que ha tenido la migración. Si podemos marcar un error que ha habido, es que a nivel regional no nos hemos podido articular.

(…) El terrorismo y todo lo que han significado los actos criminales grandes han marcado una pauta. El terrorismo lamentablemente ha marcado una pauta en las fronteras y ante esa realidad tenemos que tomar medidas verdaderamente de solidaridad.

Está bien, tenemos unas fronteras que hay que cuidar, pero también tenemos la necesidad de respetar antes que nada al ser humano, ¿cómo podemos hacerlo? Uno: teniendo información de quiénes están en la zona, lo que podemos llevar a cabo con fuentes de información fidedignas; y sabiendo qué personas tenemos aquí, cómo estamos trabajando para poder empezar a crear otras fuentes laborales, migratorias, donde participemos diferentes países en un solo mercado.

¿Desde la subsecretaría mexicana qué acciones están realizándose?

Todo lo que significa acciones de protección de migrantes, las hacemos todos los días. Los protegemos, no solo a los nuestros en la frontera norte. Tenemos oficiales de protección a la infancia, los tenemos esparcidos en la zona sur del país, tenemos acuerdo de protección de los migrantes.

Usted hablaba antes de las fiscalías especializadas en delitos contra los migrantes, ¿hace cuánto fueron creadas y cuál es su función?

La de Chiapas tiene un rato trabajando, pero acabamos de crear la de Quintana Roo, la de Campeche, la de Tabasco. Ahí llegan a hacer denuncias y hoy tenemos un procesamiento de datos de manera inmediata, tenemos una cooperación con los gobiernos locales y hemos llegado a la consignación de casi 90 personas en los últimos meses. Llegar a consignar a una persona por ese tipo de delito es muy complicado. Hemos tenido cientos y cientos de denuncias.

Ven acciones de diferente naturaleza: unas tienen que ver con respeto a los derechos humanos y ejercicio de derechos, que tiene que ver con que podamos proteger sus denuncias con delitos que han sufrido, también eso tiene que ver con educación y salud, estamos mejorándolo. Que los migrantes puedan tener a su paso educación y salud.

Al mismo tiempo que protección, tenemos un control fronterizo que tratamos de combinar con un ordenamiento de la zona y para eso estamos expidiendo las tarjetas de visitante regional y tarjeta de trabajador fronterizo. Hemos hecho toda una campaña en la zona, no solo en México, también en los países fronterizos, Guatemala y Belice.

Hemos trabajado por ejemplo con la Organización Internacional para las Migraciones en seguridad humana, que es empoderamiento de las comunidades, protección de migrantes, fortalecimiento de albergues.

Hablaba que en 2014 ingresaron a México poco más de 400 sirios y este año hasta la fecha han venido 339, ¿con qué estatus entran y por qué vía?

Están llegando, estamos tratando de tener todas las consideraciones posibles desde la salida, para poder facilitar la llegada de estas solicitudes a México. En los últimos años hemos tenido asilados sirios, pero han sido muy esporádicas…

Muchas vienen porque tienen un familiar aquí, se les da visita temporal.

¿Qué problema representan estos sirios?

Siempre representará un asunto de seguridad, pero si criminalizamos al migrante previo de que tengamos información, no hay manera de que este pueblo que está sufriendo tanto, no hay manera de ayudarlo. Tenemos que arriesgarnos a ir con la duda, pero estamos haciendo lo más profesional posible para que cada solicitud sea respaldada con un expediente que tenga garantías.

Según el funcionario, ha faltado articulación entre los países de la región para enfrentar la migración.

98 porciento de los migrantes mexicanos se encuentran en Estados Unidos, según  estadísticas de gobierno azteca.

Experto en migraciones

Omar de la Torre está a cargo de la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la secretaría de Gobernación. Antes fue titular de la unidad de Política Migratoria de México.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus