•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las reservas de viviendas nuevas logradas en los tres días que duró la XX Feria Nacional de la Vivienda dejan buenos resultados y superan las expectativas de las 54 empresas que participaron en el evento.

Aunque la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) todavía no reporta el consolidado final logrado por las empresas participantes, representantes de estas compartieron que  hubo una buena captación de clientes.

Lo más movido

Tal como ha ocurrido en ediciones anteriores los proyectos que mayor curiosidad despertaron entre los visitantes fueron aquellos en los que se ofertan viviendas de interés social, es decir, con precios que no superan los US$32,000.

Kathya Mendoza formaba parte del equipo que la empresa New Century Builders destinó para la feria. “Nosotros ofertamos dos proyectos habitacionales: Ciudad El Doral y Praderas del Mombacho, y en ambos hemos tenidos muchos clientes que se han acercado para reservar sus hogares”, señaló.

Mendoza sostuvo que durante el fin de semana lograron concretar reservaciones para 18 casas, con precios que oscilan entre los US$17,000 y US$37,000 con cinco distintos tipos de modelos.
Por su parte, Diana Orellana, gerente de ventas de la empresa Indhersa, que promocionó las urbanizaciones Mayales y Villa Milagro, compartió que  en el caso de sus proyectos los precios oscilan entre US$21,000 y US$33,000.

“Son proyectos que llaman la atención precisamente por sus precios, en el caso concreto nuestro hemos logrado colocar en reserva 8 viviendas entre los dos proyectos”, reveló Orellana.

En tanto Franklin Pineda, asesor de ventas del proyecto urbanístico Vistas del Momotombo, refirió que durante los tres días vendieron 7 casas cuyos precios rondaban los US$20,000.

Opciones

Por otro lado, Liliam Berríos y María Grace Cruz, representantes del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), comentaron que como parte de las nuevas opciones que esta dependencia ha iniciado a promover para facilitar a las familias la posibilidad de adquirir una casa, se han estructurado opciones de bonos.

“La primera para que los interesados pueden emplear hasta ¾ de su liquidación por antigüedad como enganche de una casa. La segunda es que si no desea comprar una casa, pero tiene el terreno, se puede abaratar el costo de los materiales con el Invur. Y la tercera, que es la más conocida, está referida al subsidio que el Estado otorga a la tasa de interés para las viviendas con precios menores a 32,000 dólares”, aseveró Berríos.

Otro de los aspectos que el Invur explicó a los visitantes de la feria estaba referido a la oficina de derechos de los consumidores en el sector vivienda, donde los compradores de casas en residenciales pueden dar trámite a sus quejas en caso que las hubiera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus