•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las 10:00 de la mañana de hoy sonarán las sirenas y se activarán las alarmas relacionadas a la ocurrencia de un fuerte sismo en mercados, escuelas y barrios de las principales ciudades del Pacífico del país, así como en comunidades de la zona costera de esta misma región.

Se trata del tercer simulacro nacional ante desastres naturales, bajo el supuesto de un sismo de 7.4 grados en la escala abierta de Richter, con el que se evaluará la capacidad de reacción de organizaciones como Cruz Roja, Defensa Civil, Bomberos y distintas dependencias públicas y privadas.

“En el escenario supuesto para este ejercicio se trabaja con la hipótesis de la ocurrencia de un fuerte sismo, a 150 kilómetros de la costa del Pacífico y con una profundidad de 25 kilómetros”, expresó el coronel Rogelio Flores, jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua.

También tsunami

Flores refirió que los ejercicios se realizarán en todo el Pacífico, no obstante el escenario principal será Managua y las 83 comunidades costeras extendidas a lo largo de 427 kilómetros de este litoral, pues se contempla el escenario de que tras el terremoto se producirá un tsunami con olas de 3 a 7 metros de altura.

“El ejercicio servirá para coaccionar todas las estrategias de las instituciones para el auxilio y socorro. Participarán más de 6,000 efectivos militares, 30 medios de transporte, 1,800 equipos de comunicación y en la zona costera se activarán 60 sirenas”, detalló Flores.

Por su parte Aldrid Flores, enlace de la Cruz Roja, destacó que esta organización desplegará 500 voluntarios a nivel nacional, quienes realizarán también el acompañamiento del ejercicio hacia los edificios propios de la institución (sede central, departamentales y banco de sangre).

Por otro lado en una conferencia conjunta entre Guillermo González, director del Sistema Nacional de Prevención Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred) y José Adán Aguerri presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), hicieron un llamado a que la población participe ampliamente en este ejercicio.

Según González en el ejercicio participará un millón de personas y una vez concluido el plan de simulacro, las personas regresarán a sus labores habituales y en el caso de los estudiantes a sus aulas de clase.

“Parte del ejercicio es que nos vayamos acostumbrando a no salir en carrera al momento del temblor. Después salir ordenadamente por la ruta de evacuación, ya sea en nuestra casa, el centro del trabajo o incluso en centros de recreación”, ejemplificó el codirector del Sinapred.

Recordó también que hay que permanecer en la zona de seguridad unos 40 o 45 minutos, por las réplicas continuas después del sismo de magnitud.

Llamado del Cosep

González hizo hincapié en que hay que estar atentos a los incendios. “En el terremoto de 1972 lo que más destruyó Managua fueron los incendios, entonces tenemos que estar preparados para esas circunstancias”, afirmó.

Por su parte José Adán Aguerri, presidente del Cosep manifestó que prepararse para un sismo de grandes magnitudes, como el que se pretende simular, de 7.4 grados, es una responsabilidad de todos.

“Nunca vamos a tener el control absoluto (ante un terremoto), pero tenemos la responsabilidad de estar preparados”, sostuvo el líder empresarial.

Sector privado promete estaciones de bomberos

José Adán Aguerri indicó que empresas del sector privado aportarán los recursos necesarios para montar estaciones de bomberos en varios municipios donde actualmente no hay ese servicio como La Libertad (Chontales), Rancho Grande (Matagalpa) y Bonanza (Caribe Norte).

Asimismo, Aguerri añadió que se aportarán “materiales” a la estación de bomberos de Nindirí y en conjunto con el Gobierno se trabaja una nueva estación para llegar a otros dos municipios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus