•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un total de 12 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) turísticas de Nicaragua presentaron hoy un circuito ecoturístico que ofrece sol y playa, reservas silvestres, sitios arqueológicos, la observación de tortugas marinas y gastronomía, entre otras propuestas.

El Circuito Ecoturístico Reserva Quelantaro-Playas Vírgenes, situado en el suroeste del país, fue presentado en Managua con una oferta turística para nacionales y extranjeros, que contempla mucho más que el tradicional turismo de sol y playa, y también turismo rural, sostenible y de aventura.

La reserva Quelantaro es uno de los principales lugares de anidación de la tortuga tora en Nicaragua, considerada una especie emblemática en vías de extinción, anotó la propietaria de la reserva privada, Ofelia Gaitán.

A pesar de que este circuito no ha contado con el apoyo de ningún operador turístico, sus integrantes desde 2010 han tenido el reto de posicionarlo.

Bajo el eslogan "42 mil gracias: Aventura, Naturaleza, Playa y Cultura", el circuito está integrado por mipymes como la reserva privada Quelantaro, el Comedor Martha y Rancho Sparza, donde se oferta turismo sostenible, gastronomía y habitaciones para los visitantes.

Igualmente la ruta cuenta con sitios arqueológicos como Río Lodoso y el Danto, donde se pueden observar petroglifos y además existe un museo municipal.

También destaca el restaurante Sabores de mi Pueblo, y las tiendas Artesanías Guardabarranco y Bisutería Lidieth, que ofrecen souvernirs o recuerdos hechos a mano por artesanos de la zona. La ruta cuenta con La Casa Huésped El Carmen y el Rancho River Play, que ofrece habitaciones cómodas en un ambiente campestre y rural.

Por otro lado, el circuito ofrece las playas vírgenes Salamina y San Diego, ubicadas en el Pacífico nicaragüense, a tan solo 46 kilómetros y 40 minutos de la capital, donde a inicios de cada año se liberan tortugas marinas y a partir de octubre se puede observar el desove de estos quelonios.

En 2010, cuando surgió este circuito, solo lo integraban tres mipymes y desde entonces han contado con el apoyo de la cooperación alemana y de la Unión Europea.

La reserva Quelantaro recibe anualmente más de veinte grupos de turistas nacionales y extranjeros, según Gaitán, quien no precisó la cantidad de personas que forman cada grupo.

El circuito oferta paquetes de uno a tres días que oscilan entre los 25 y 90 dólares, de acuerdo con las expectativas y el bolsillo de cada visitante.

Quelantaro pertenece a la Red de Reservas Privadas de Nicaragua (Red-RSP), que aglutina a 80 propietarios de fincas convertidas en reservas naturales mediante la conservación de los recursos naturales con el paso del tiempo.

"Trabajamos por la conservación de la biodiversidad y esta salida del ecoturismo, del turismo rural, del turismo de aventura, es una forma de aprovechar el potencial que tienen los recursos naturales de nuestro país", consideró la presidenta de la Red-RSP, Mirna Moncada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus