•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde esta semana hasta noviembre está previsto que la empresa australiana CSA Global —a la cual la concesionaria HKND encargó el reconocimiento aéreo de la zona donde se construirá el canal interoceánico― sobrevuele 4,500 kilómetros cuadrados con el fin de identificar posibles riesgos geológicos y hacer, entre otros, registros fotográficos de toda la ruta canalera, informaron fuentes gubernamentales y de HKND.

Según Jeff Elliott, gerente de CSA Global, en principio se realizará un “análisis documental de los datos existentes”. 

“Una parte es la prospección geofísica”, dijo Elliot, de acuerdo a información proporcionada por la agencia de relaciones públicas contratada por HKND, a la que tuvo acceso El Nuevo Diario.

“La segunda parte es el levantamiento topográfico, para el cual estamos empleando una técnica denominada LiDAR, que consiste en la detección de la luz y alcance, y que se basa en el principio de emisión de rayos de luz desde un avión, los cuales rebotan del suelo y son registrados nuevamente por un equipo que va en el avión. De esta forma, podemos crear una imagen virtual de la tierra”, añadió Elliot.

Información oficial de la empresa CSA Global indicó que con los datos de alta resolución que se obtendrán se permitirá hacer un mapa topográfico. Asimismo, permitirá que se concluya la definición de la ruta del canal, cuya extensión está estimada en 278 kilómetros. 

HKND informó el año pasado que el canal saldría al Pacífico por Brito y al Caribe por Punta Gorda.

Las obras iniciaron oficialmente en diciembre de 2014, aunque sigue pendiente la carretera por donde entrará la maquinaría necesaria para iniciar la construcción. Se estima en US$50,000 millones el costo del megaproyecto.

Estudios geológicos

De acuerdo con CSA Global, la técnica LiDAR proporcionará datos precisos e imágenes tridimensionales. Los estudios geológicos y geofísicos permitirán recolectar información sobre los tipos de rocas, sedimentos, etcétera. 

El objetivo es convertir a Nicaragua en un centro internacional de transporte marítimo para los megabuques que serán los principales responsables del transporte marítimo en el futuro próximo”. Paul Oquist, asesor presidencial para Políticas Públicas.

Jeff Elliott consideró que “el beneficio” de este estudio para “el proyecto es que podemos empezar a determinar cuál es la mejor alineación de la ruta, para que podamos optimizar el proyecto, minimizando la cantidad de materiales a ser excavados, o para asegurarse de que estamos excavando el mejor material para fines de la construcción”.

Elliott agregó que buscan “posibles riesgos geológicos a proyectar, como la cantidad de fallas o fracturas en las rocas, para evaluar la seguridad en la construcción, y también porque toda la parte occidental de Nicaragua y la región tiene fallas y actividades sísmicas, y así podemos evaluar los riesgos naturales que provienen del medio”.

Según declaraciones de John Murray, asesor sénior de HKND, sin este estudio es imposible “progresar eficazmente con los diseños de referencia o pre-obras para la construcción del canal”.

Oquist: “Canal más cerca que nunca”

Paul Oquist, asesor presidencial para Políticas Públicas, ofreció una conferencia en Washington, en el centro de estudios del Council of the Americas, donde promovió el canal interoceánico.

“El objetivo es convertir a Nicaragua en un centro internacional de transporte marítimo para los megabuques que serán los principales responsables del transporte marítimo en el futuro próximo”, aseguró Oquist, según reportó la agencia de noticias EFE.

Una vez completado, subrayó el funcionario, se reducirá “en dos semanas” el tiempo necesario para que uno de estos enormes barcos desde Nueva Jersey (EE.UU.) a Shanghái (China), ya que actualmente no pueden pasar por el canal de Panamá y deben rodear el continente por el estrecho de Magallanes, en el sur.

“El proyecto está más cerca que nunca”, remarcó. En su intervención, el representante del gobierno nicaragüense destacó la sólida situación macroeconómica del país y el sostenido ritmo de crecimiento económico de un 5% de media desde 2011 como factores atractivos para la inversión extranjera.

En su intervención, Oquist destacó la sólida situación macroeconómica del país y el sostenido ritmo de crecimiento económico de un 5% de media desde 2011 como factores atractivos para la inversión extranjera.

El proyecto del canal de Nicaragua consiste en una obra tres veces más grande que la que funciona en Panamá, con 276 kilómetros de largo por 230 a 520 metros de ancho y 30 metros de profundidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus