Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) inició en el año 2010 el reordenamiento en los 17 registros de la propiedad existentes en el territorio nacional, en 13 de ellos han ocurrido 69 cambios de funcionarios, entre cancelaciones de cargos, remociones y traslados, confirmó el vocero del Poder Judicial, Roberto Larios.

El Poder Judicial realizó las más recientes remociones de cargos de los registradores públicos de la Propiedad, Inmueble y Mercantil del departamento de Carazo y Jinotega, confirmó Larios.

Con las remociones de Víctor Paiz y Leoncio Castillo, titulares de los  Registros de la Propiedad en las ciudades antes mencionadas, son cinco los registradores a quienes el supremo tribunal ha cancelado su nombramiento en el transcurso del presente  año.

Anteriormente fueron separados de sus cargos los registradores de la Propiedad de Masaya, Granada.  Además se produjo el traslado de la registradora de Ocotal, Gloria  Ruiz, a la ciudad de Masaya.

Los pecados

Las  razones por las cuales han ocurrido estos cambios es porque “se detectó todo tipo de irregularidades como el uso y abuso de la costumbre y no de la ley”, reconoció el portavoz del Poder Judicial.

Entre las irregularidades encontradas están tráfico de influencias, ruptura del trato sucesivo, favores por encima de la ley e ingresos de dinero por agilización de servicios registrales a los bolsillos de empleados.

Larios en nombre de la CSJ pidió a los abogados litigantes apropiarse de la Ley 698 o Ley de Registros de la Propiedad para que contribuyan con el esfuerzo que hace el Poder Judicial por dar seguridad jurídica.

Recientemente la CSJ informó de la suspensión de cinco notarios, originarios del Caribe Norte del país, por estar involucrados en la venta ilegal de tierras indígenas, asentadas en territorio miskito.

  • 12 registradores entre titulares y auxiliares, han sido removidos de sus cargos desde el 2010 a la fecha.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus