•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Primera entrega

Los habitantes del Caribe Norte y Sur del país son los que tienen más disposición de emigrar. El 65% de los costeños confesó que quiere irse del país. Los destinos: Estados Unidos y Panamá.

Según los resultados del Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública (Sismo), realizado por la firma encuestadora M&R en junio de 2015, los costeños que expresaron su deseo de salir del país aumentaron en 33.4 puntos porcentuales en el último año, en comparación con junio de 2014.

Del porcentaje que dijo estar dispuesto a irse del país (65%), el 39.3% desea irse a Estados Unidos, el 31.59% a Panamá, el 15.72% a Costa Rica, el 5.6% a España y los restantes a “otros países”.

La disposición a emigrar entre esta población ha sido variante. Los comparativos de los resultados de los Sismo, elaborados entre 2008 y junio de 2015, indican que en diciembre de 2008 fue cuando más costeños mostraron su aptitud para irse del país. Entonces el 72.1% valoró esa posibilidad.

Los Sismo son encuestas nacionales realizadas a personas mayores de 16 años, en sectores urbanos y rurales, de diferentes niveles socioeconómicos. En cada ocasión se entrevistó a una muestra de 1,600 personas.

Situación de antaño

Desde 2012 la investigadora Ana Cristina Solís Medrano, del Centro Interuniversitario de Estudios Latinoamericanos y Caribeños “Mauricio López” (Cielac), de la Upoli, había advertido sobre las corrientes migratorias que se estaban generando en ambas regiones autónomas.

En una investigación denominada “Mujeres afrodescendientes, migración y pobreza en Nicaragua”, Solís Medrano define estas corrientes migratorias como “particulares” y explica que se dan “con diferentes motivos, rutas y destinos dentro de sus territorios y fuera de ellos, con diferentes experiencias para cada pueblo indígena o comunidad étnica. Siendo las mujeres actoras emergentes en los flujos migratorios”.

La investigadora identifica entre los factores, que contribuyen a la migración, “el avance de la frontera agrícola y de la ganadería extensiva”, que han propiciado el detrimento del desarrollo económico, social, multicultural y político en las regiones autónomas.

¿Qué influye?

Según estadísticas oficiales, entre 2004 y 2009 la media del índice delictivo por cada 10,000 habitantes en Bluefields, cabecera de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS), fue de 424 casos, mientras a nivel nacional era de 236.

El documento denominado “Caracterización Sociodemográfica de la Región Autónoma Atlántico Sur”, disponible en el sitio web del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), indica basado en el censo de 2005 que en volumen, la población de la RACS emigra “más hacia otro departamento o región autónoma y procede principalmente de los municipios de Nueva Guinea, El Rama y Bluefields”.

En general, señala el documento, “la región es expulsora de población teniendo un saldo neto migratorio total negativo en seis de los doce municipios, superando estos en volumen a los que tienen saldos netos migratorios positivos”.

El censo de 2005 determinó que el volumen de emigrantes en ese momento era mayor que la cantidad de personas que habían llegado a residir a la región en los últimos cinco años.

  • Un alto porcentaje de costeños, 65%, manifestó su deseo de irse del país. En comparación con el año pasado, la cifra es elevada: 33.4 puntos porcentuales más. En su mayoría quieren irse a Estados Unidos y a Panamá.

Deseos van y vienen 

Estudio • A nivel nacional la disposición de emigrar subió 5.6 puntos porcentuales respecto a junio de 2014. Según los registros del Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública (Sismo), que datan desde 2003, en diciembre de 2004 fue cuando más personas manifestaron su deseo de emigrar: 72.3%.

Seguido de los habitantes de las Regiones Autónomas del Caribe, los pobladores de Occidente (53.8%) y de Managua (52.5%) son los que más quieren emigrar.

En el caso de las personas procedentes de Occidente, adonde más quieren irse es a Estados Unidos y luego a Costa Rica. Una tendencia diferente se ve en los capitalinos. Su primer país de destino es Estados Unidos, pero el segundo es Panamá.

En el norte la situación varía. Estados Unidos continúa estando en primer lugar, sin embargo el segundo es España. El caso de sur-oriente es particular: su segundo destino es Costa Rica. La misma tendencia se observa en los pobladores del centro del país.

La principal motivación de aquellos que expresan su deseo de emigrar es recoger dinero y regresar para poner un negocio. En orden de importancia, los consultados dijeron que emigrarían debido a la falta de empleo en el país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus